Número de PCE - 512

Restricciones y procedimiento aplicados por Panamá para restablecer el acceso de las patatas y las cebollas peruanas al mercado

Mantenida por: Panamá
Planteada por: Perú
Respaldado por: Costa Rica
Planteada por primera vez en: marzo 2021 G/SPS/R/101 paras. 3.15-3.17
Planteada posteriormente en: julio 2021 (G/SPS/R/102 paras. 4.162-4.164)
noviembre 2021 (G/SPS/R/104 paras. 3.154-3.156)
Número de veces posteriormente presentada: 2
Documentos pertinentes: G/SPS/GEN/1905 G/SPS/GEN/1938 G/SPS/GEN/1976
Productos abarcados:
Palabra clave (tema) principal : Otras preocupaciones
Palabras claves: Demoras indebidas; Testimonios científicos suficientes; Nivel adecuado de protección; Evaluación del riesgo; Proc. de control, inspección y aprobación
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En marzo de 2021, el Perú expresó su preocupación por las restricciones aplicadas por Panamá a la importación de cebollas y patatas del Perú y por las demoras indebidas en los procedimientos fitosanitarios para restablecer el acceso al mercado. El Perú señaló que Panamá había suspendido las importaciones de cebollas procedentes del Perú en 2016, a raíz de un análisis del riesgo de plagas realizado para actualizar sus requisitos fitosanitarios de importación. En cuanto al comercio de patatas, el Perú indicó que Panamá había suspendido desde 2009 las importaciones debido a la detección de una plaga. El Perú había presentado en 2010 a Panamá una propuesta de protocolo fitosanitario sobre la que no había recibido respuesta. El Perú consideraba que las medidas adoptadas por Panamá eran incompatibles con los artículos 2.2, 5, 5.4 y 8 y con el Anexo C del Acuerdo MSF. El Perú hizo hincapié en que Panamá había solicitado en reiteradas ocasiones información que el Perú ya había enviado anteriormente a su debido tiempo, causando así demoras innecesarias. El Perú solicitó a Panamá que reabriese el mercado para las exportaciones peruanas de cebollas y patatas y evitase imponer obstáculos injustificados al comercio.

Costa Rica señaló que compartía esta preocupación por las prácticas de Panamá, que restringían el comercio mediante medidas no basadas en criterios científicos o análisis del riesgo. Costa Rica pidió a Panamá que respondiese a las preocupaciones de los Miembros, que sugerían una aplicación inadecuada de las MSF y un incumplimiento de las obligaciones previstas en el Acuerdo MSF.

Panamá explicó que esas preocupaciones comerciales se estaban abordando bilateralmente a través de una comisión técnica.

En julio de 2021, el Perú expresó su preocupación por las restricciones y las demoras indebidas de Panamá, que dificultaban el acceso al mercado para las patatas y cebollas peruanas. En opinión del Perú, las medidas de Panamá infringían los artículos 2.2, 5, 5.4 y 8 y el Anexo C del Acuerdo MSF. El Perú indicó que Panamá había suspendido la importación de cebollas en 2016 basándose en un análisis actualizado del riesgo de plagas. El comercio de patatas se había suspendido en 2009 tras la detección de una plaga en un envío en el lugar de destino. El Perú lamentaba la falta de respuesta al protocolo fitosanitario de exportación propuesto en 2010. El mercado panameño se mantuvo cerrado para las patatas y las cebollas, y no se dio respuesta a la información y las comunicaciones del Perú, incluido el documento G/SPS/GEN/1905. El Perú solicitó a Panamá que reabriese el mercado para las exportaciones peruanas de cebollas y patatas y que evitase imponer obstáculos innecesarios e injustificados al comercio. Para más información se puede consultar el documento G/SPS/GEN/1938.

Costa Rica reiteró su preocupación por la práctica de Panamá de aplicar medidas sanitarias y fitosanitarias que, en algunos casos, habían dado lugar a restricciones totales del comercio, a saber, respecto de una amplia gama de productos agropecuarios. Costa Rica pidió a Panamá que tuviera en cuenta las preocupaciones de los Miembros, que señalaban que había una aplicación inadecuada de las MSF y un incumplimiento de las obligaciones establecidas en el Acuerdo.

Panamá tomó nota de las observaciones del Perú y recordó que una comisión técnica estaba abordando las preocupaciones a nivel bilateral.