Número de PCE - 510

Restricciones aplicadas por China a las importaciones de carne vacuna

Mantenida por: China
Planteada por: India
Respaldado por:
Planteada por primera vez en: marzo 2021 G/SPS/R/101 paras. 3.11-3.12
Planteada posteriormente en: julio 2021 (G/SPS/R/102 paras. 4.116-4.117)
Número de veces posteriormente presentada: 1
Documentos pertinentes:
Productos abarcados:
Palabra clave (tema) principal : Sanidad animal
Palabras claves: Fiebre aftosa; Normas internacionales/armonización; Testimonios científicos suficientes; Nivel adecuado de protección; Evaluación del riesgo; Sanidad animal
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En marzo de 2021, la India expresó su preocupación por las restricciones aplicadas por China a las importaciones de carne vacuna debido a la situación de la fiebre aftosa en la India. La India señaló que China seguía imponiendo restricciones a pesar de las preocupaciones comerciales específicas planteadas anteriormente, del memorándum de entendimiento firmado entre los dos países en 2013, de la autorización expedida por China en 2017 a 14 centros de exportación de carne vacuna procedente de la India y de la situación de la fiebre aftosa en China. La India recordó que la OIE no prohibía las exportaciones de carne de países afectados por la fiebre aftosa a países libres de fiebre aftosa, siempre que se cumpliera lo dispuesto en el artículo 8.8.22 del Código Terrestre de la OIE. La India subrayó que contaba con un programa oficial reconocido de control de la fiebre aftosa similar al de Namibia, país del que China sí permitía importaciones de carne vacuna. La India consideraba que las medidas adoptadas por China eran incompatibles con los artículos 2.2, 2.3, 3.3 y 5.1 del Acuerdo MSF. La India pidió a China que explicase qué fundamento científico y qué evaluación del riesgo justificaban la imposición de un requisito más estricto que el exigido por la OIE en relación con la enfermedad.

China explicó que había prohibido las importaciones de carne vacuna procedentes de la India de conformidad con los principios relativos a la gestión regional de la fiebre aftosa y con las normas de la OIE. China indicó que clasificaba la fiebre aftosa como una enfermedad infecciosa de máxima categoría, lo cual exigía adoptar medidas estrictas como la prohibición de la entrada de productos procedentes de zonas afectadas por epidemias. China señaló que había realizado inspecciones y evaluaciones sobre el control de la fiebre aftosa en la India, y había concluido que la fiebre aftosa no estaba controlada de forma efectiva en el país. China subrayó que tenía previsto iniciar los procedimientos pertinentes para eliminar la prohibición y realizar consultas técnicas una vez que la fiebre aftosa estuviera controlada de manera efectiva en la India y que la OIE reconociera al país como zona libre de la enfermedad.

En julio de 2021, la India reiteró su preocupación por las restricciones a la importación impuestas por China basándose en la situación de la fiebre aftosa en la India, a pesar de las preocupaciones comerciales específicas planteadas, del memorándum de entendimiento bilateral firmado en 2013, de la autorización expedida por China en 2017 a 14 centros de exportación de carne vacuna procedente de la India y de las condiciones similares que prevalecen en China y la India con respecto a la fiebre aftosa. Recordando la orientación proporcionada por la OIE en el Código Terrestre, la India señaló que había seguido exportando carne a países libres de fiebre aftosa sin que se hubieran dado casos de transmisión de la enfermedad. La India subrayó que contaba con un programa oficial reconocido de control de la fiebre aftosa similar al de otros países de los que China sí permitía importaciones de carne vacuna. La India consideraba que las medidas impuestas por China eran incompatibles con los artículos 2.2, 2.3, 3.3 y 5.1 del Acuerdo MSF y solicitó a China que explicase qué fundamento científico y qué evaluación del riesgo justificaban la imposición de un requisito más estricto que el exigido por la OIE en relación con la enfermedad.

China explicó que la prohibición de importar carne vacuna procedente de la India se había establecido de conformidad con los principios relativos a la gestión regional de la fiebre aftosa y con las normas de la OIE, en vista de los brotes de la enfermedad registrados en la India los últimos años. En caso de que la India hubiese controlado eficazmente la fiebre aftosa, China invitó a la India a proporcionar la información correspondiente a fin de emprender los procedimientos pertinentes para levantar la prohibición.