Número de PCE - 49

Restricciones a las importaciones de salsas que contengan ácido benzoico

Mantenida por: Australia
Planteada por: Filipinas
Respaldado por: Malasia
Planteada por primera vez en: septiembre 1998 G/SPS/R/12 paras. 83-85
Planteada posteriormente en: noviembre 1998 (G/SPS/R/13 paras. 24-25)
julio 1999 (G/SPS/R/15 para. 68)
junio 2000 (G/SPS/R/19 para. 21)
Número de veces posteriormente presentada: 3
Documentos pertinentes: G/SPS/GEN/106 véanse también G/SPS/13 G/SPS/GEN/137 G/SPS/W/107/Rev.1
Productos abarcados: 2103 Preparaciones para salsas y salsas preparadas; condimentos y sazonadores, compuestos; harina de mostaza y mostaza preparada.
Palabra clave (tema) principal : Inocuidad de los alimentos
Palabras claves: Inocuidad de los alimentos; Salud de las personas; Normas internacionales/armonización
Situación: Resuelta
Solución: Nivel de tolerancia de Australia modificado en junio de 2000. En octubre de 2001, Filipinas confirmó que ya no se aplicaba retención a las salsas. En octubre de 2001, el representante de Filipinas dijo que se había enviado a la Secretaría de la OMC una actualización sobre las restricciones de Australia a las salsas que contienen ácido benzoico (G/SPS/R/25, párr. 36).
Fecha en que se comunicó su resolución: 01/10/2001

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En septiembre de 1998, Filipinas, con el respaldo de Malasia, mostró preocupación por la medida de Australia de prohibir la importación de salsas con ácido benzoico. La medida era enormemente discriminatoria, habida cuenta del hecho de que Australia permitía la entrada de salsas con ácido benzoico procedentes de Nueva Zelandia. Además, los motivos alegados por Australia no constituían una justificación científica de la prohibición de las importaciones procedentes de Filipinas. En vista de lo expuesto, Filipinas pidió a Australia que levantara la prohibición de las importaciones.

El representante de Australia señaló la buena voluntad de sus autoridades para seguir tratando este tema con Filipinas. No había normas internacionales con respecto al uso del ácido benzoico en alimentos como las salsas y Australia estaba actualmente procediendo a un examen de sus normas vigentes como parte del acuerdo para establecer un mecanismo de fijación de normas alimentarias tanto para Australia como para Nueva Zelandia. Australia esperaba que a mediados de 1999 entraría en vigor una norma uniforme.

El representante de Filipinas observó que éste era un ejemplo evidente de un problema específico del comercio derivado de la falta de una norma internacional. Filipinas se esforzaría para incluir la cuestión en el punto del orden del día relativo a la armonización y vigilancia de las normas internacionales en la siguiente reunión del Comité. Filipinas pediría asimismo al Codex que concediese prioridad al tema, dada su importancia para los países en desarrollo.

En noviembre de 1998, en relación con un tema planteado en la reunión del Comité de septiembre de 1998, el representante de Filipinas indicó que las consultas bilaterales celebradas con Australia no habían tenido éxito hasta el momento. Australia prohibía todas las importaciones de salsas con ácido benzoico, excepto las procedentes de Nueva Zelandia. Según las autoridades australianas, las importaciones de Nueva Zelandia se permitían en virtud de un acuerdo transitorio para el establecimiento de un sistema conjunto de normas alimentarias por parte de la Administración de Alimentos de Australia y Nueva Zelandia. En virtud de ese acuerdo, Australia permitía la importación de productos alimenticios procedentes de Nueva Zelandia que cumpliesen la reglamentación alimentaria ya fuese de Australia o de Nueva Zelandia. Este último país permitía la utilización de ácido benzoico en las salsas. Además, el acuerdo transitorio incluía una cláusula doble para las normas, que autorizaba a los fabricantes australianos de productos alimenticios a aplicar la Reglamentación Alimentaria de Nueva Zelandia. Filipinas consideraba que la medida australiana era incompatible con el artículo 2 del Acuerdo MSF, y en particular con el párrafo 3 de dicho artículo. La medida discriminatoria australiana estaba vigente desde 1996, impidiendo la entrada de productos filipinos al mercado australiano. Filipinas reiteraba su petición de que se suprimiera de manera inmediata la prohibición.

El delegado australiano respondió que los acuerdos vigentes que permitían las salsas con ácido benzoico de Nueva Zelandia, pero no de otros países, eran transitorios y se derivaban de un tratado entre los dos países encaminado al establecimiento de un sistema común de normas alimentarias en ambos países para el final de 1999. Se habían realizado importantes progresos con respecto al tema del ácido benzoico en las salsas. Tras las determinaciones detalladas de exposición a través de los alimentos, la Administración de Alimentos de Australia y Nueva Zelandia había propuesto la aprobación de una concentración de 1.000 mg/kg para el ácido benzoico. El proyecto de norma general se había notificado en octubre de 1998, con un período para la formulación de observaciones hasta el final de diciembre. La Administración de Alimentos esperaba que la norma final para los aditivos alimentarios comenzase a aplicarse en el primer semestre de 1999.

En julio de 1999, el representante de Filipinas informó sobre consultas bilaterales celebradas con Australia en relación con el ácido benzoico. En la reunión del Comité de noviembre de 1998, Australia había indicado que la ANZFA había notificado en octubre de 1998 una propuesta de autorización del uso de ácido benzoico en las salsas. En aquel momento, Australia preveía que el reglamento definitivo entraría en vigor durante la primera mitad de 1999. En mayo de 1999, Australia reiteró que el nuevo código de normas alimentarias que estaba elaborando la ANZFA recomendaba la aceptación del ácido benzoico como aditivo de conservación. Sin embargo, Australia señaló que el nuevo código sólo podría formalizarse a finales de 1999. Filipinas se alegraba por la noticia de que Australia aceptaría la utilización del ácido benzoico, y esperaba que Australia armonizara esta medida con el Acuerdo MSF sin más tardanza. El representante de Australia confirmó que se autorizaría el uso del ácido benzoico como aditivo de conservación con arreglo al nuevo código de normas alimentarias.

En junio de 2000, el representante de Filipinas observó que este punto se había presentado por primera vez en el Comité en octubre de 1998 y ya era un tema bien conocido. Pidió que Australia actualizase la situación. El representante de Australia informó que se había sometido a un proceso de revisión la sección pertinente del código de normas alimentarias de su país. Las presentes restricciones sobre el ácido benzoico se eliminarían y se sustituirían el 22 de junio de 2000 por un nivel de tolerancia para el benzoato en las salsas de 1.000 mg/kg. El nuevo nivel de tolerancia, como parte del Código de normas alimentarias australianas, se aplicaría a todos los alimentos en venta en el mercado australiano, tanto si eran de producción nacional como importados de cualquier otro país, incluido el ácido benzoico de las salsas de Filipinas.

En octubre de 2001, el representante de Filipinas dijo que se había enviado a la Secretaría de la OMC una actualización sobre las restricciones de Australia a las salsas que contienen ácido benzoico.