Número de PCE - 470

Restricciones fitosanitarias aplicadas por Tailandia a las importaciones de frutos cítricos frescos a causa de la sarna del naranjo dulce

Mantenida por: Tailandia
Planteada por: Japón
Respaldado por: Chile
Planteada por primera vez en: junio 2020 G/SPS/R/99 paras. 3.3-3.13
Planteada posteriormente en:
Número de veces posteriormente presentada: 0
Documentos pertinentes:
Productos abarcados: 0805 Agrios (cítricos) frescos o secos.
Palabra clave (tema) principal : Sanidad vegetal
Palabras claves: Sanidad vegetal; Enfermedades vegetales; Equivalencia; Evaluación del riesgo; Normas internacionales/armonización; Demoras indebidas
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En junio de 2020, el Japón facilitó la siguiente declaración: El Japón desea plantear una preocupación comercial específica referente a las restricciones fitosanitarias aplicadas por Tailandia a las importaciones de frutos cítricos frescos procedentes de su país. Tailandia afirma que sus medidas tienen como objetivo prevenir la introducción de la sarna del naranjo dulce. Esa sarna es una enfermedad de las plantas que infecta a los cítricos mediante la presencia de hongos, y provoca la aparición de costras en la superficie de los frutos. En los registros históricos de comercio no consta la detección de la sarna del naranjo dulce en cítricos japoneses, ni siquiera cuando se aplicaban las medidas fitosanitarias acordadas antes de introducir el tratamiento adicional. Este hecho demuestra claramente que la sanidad vegetal está garantizada sin necesidad de añadir esa medida. En agosto de 2018, Tailandia decidió añadir unilateralmente, sin celebrar consultas bilaterales, el tratamiento con cera a las prescripciones fitosanitarias, una medida fitosanitaria que se sumaba a las ya acordadas, que incluían la inspección sobre el terreno durante el ciclo de vegetación, la inspección visual, el lavado, el cepillado, la desinfección de las superficies y el tratamiento con fungicidas. Tras la repentina introducción del nuevo tratamiento, en febrero de 2019 el Japón propuso generosamente una medida alternativa basada en un enfoque de sistemas, que incluía la inspección visual de todos los frutos. Según un informe científico admitido por Tailandia, la medida alternativa propuesta es equivalente a la aplicada por ese país. Sin embargo, es una lástima que Tailandia no haya aceptado la propuesta del Japón. Según el informe científico, los cítricos solo pueden infectarse con la sarna del naranjo dulce durante un período de vegetación limitado, que dura hasta ocho semanas después de la caída de los pétalos. El informe también indica que entre la infección con esporas y la aparición de los síntomas no pueden transcurrir más de 14 días (dos semanas). En el Japón, los pétalos de los cítricos caen en mayo y los frutos se cosechan a partir de noviembre. Por tanto, en caso de infección, es seguro que los frutos presentarán los síntomas mucho antes de su cosecha. En otras palabras, los frutos maduros que no presenten costras en el momento de la cosecha no pueden estar infectados y, por tanto, ni pueden ser una fuente de inóculo para la propagación de la sarna del naranjo dulce, ni se pueden infectar después. El Japón confía en que la medida alternativa propuesta basada en un enfoque de sistemas, que prevé la inspección visual de todos los frutos en el momento de la cosecha, el lavado, el cepillado y la desinfestación de las superficies, pueda detectar y eliminar eficazmente los frutos procedentes de su país que presenten síntomas. El Japón señala tres problemas de esta medida fitosanitaria, que resulta demasiado estricta: En primer lugar, aunque el Japón lo ha solicitado, Tailandia no ha facilitado el informe de análisis de riesgo de plagas, a pesar de que la NIMF N° 11 de la CIPF estipula que "[e]l proceso íntegro, desde el inicio hasta el manejo del riesgo de plagas, deberá estar suficientemente documentado, de manera que cuando se plantee un examen o surja una controversia, puedan demostrarse claramente las fuentes de la información y los principios utilizados para adoptar la decisión con respecto al manejo del riesgo". En segundo lugar, mientras que el enfoque de sistemas propuesto por el Japón cumple el objetivo reglamentario de Tailandia de impedir la introducción de la sarna del naranjo dulce, el requisito del tratamiento con cera restringe el comercio más de lo necesario para lograr ese objetivo. La decisión de Tailandia de añadir el tratamiento con cera redujo a 15,6 toneladas las exportaciones procedentes de la principal zona de producción en la temporada de exportación de 2019, lo que supuso una caída del 35% con respecto al año anterior. En tercer lugar, Tailandia afirma que la única medida eficaz consiste en combinar el tratamiento con fungicidas y el tratamiento con cera, pero este país no ha ofrecido ninguna respuesta razonable ni ha aceptado la propuesta del Japón, que es equivalente. El Acuerdo MSF señala que "[l]os Miembros aceptarán como equivalentes las medidas sanitarias o fitosanitarias de otros Miembros" "si el Miembro exportador demuestra objetivamente al Miembro importador que sus medidas logran el nivel adecuado de protección sanitaria o fitosanitaria del Miembro importador". El Japón espera que Tailandia ofrezca respuestas positivas a fin de hacer avanzar los debates sobre las medidas equivalentes propuestas.

Chile expresó su respaldo a esta preocupación y facilitó la siguiente declaración: A Chile le interesa dar seguimiento a este tema debido a las demoras indebidas, por parte de Tailandia, en el análisis de riesgo de las peras chilenas.

Tailandia presentó la siguiente respuesta: La sarna del naranjo dulce es una enfermedad de los cítricos causada por el hongo Elsinoë australis. Se la considera una plaga cuarentenaria, que afecta a Tailandia debido a los cítricos que importa del Japón y de otros países donde su presencia está contrastada. La importación de cítricos podría ser una vía importante. El riesgo que representa este hongo en los frutos cítricos importados del Japón no es despreciable, y las medidas fitosanitarias pueden estar justificadas. A este respecto, Tailandia ha implantado los procedimientos en cinco etapas aplicables en los almacenes de embalaje para gestionar el riesgo que plantea la sarna del naranjo dulce en los cítricos importados del Japón, unos procedimientos que incluyen el lavado, el cepillado, la desinfestación de las superficies, el tratamiento químico y la aplicación de cera. Estos procedimientos se basan en la documentación elaborada por expertos del Servicio de Inspección Zoosanitaria y Fitosanitaria (APHIS) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA). Se recomienda aplicar un tratamiento en la superficie con una cera fungicida que destruya los cuerpos fructíferos de las frutas sintomáticas e inhiba la esporulación posterior. Sin embargo, el Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca propuso una alternativa contra la sarna del naranjo dulce, consistente en realizar únicamente una inspección visual, en lugar de aplicar el tratamiento químico y de la cera. Entendimos que esta medida era ineficaz para erradicar el riesgo de introducir y propagar esa enfermedad en Tailandia. Aunque los síntomas de la sarna del naranjo dulce pueden observarse a simple vista, son muy parecidos a los que presentan otras enfermedades de los cítricos. Solo los inspectores o expertos bien capacitados cuentan con los requisitos previos necesarios para llevar a cabo esa inspección en ambos países. Tailandia, como país importador que cuenta con recursos limitados, no podría soportar los riesgos que comporta esa enfermedad para los envíos importados. Además, inspeccionar de forma visual todos y cada uno de los frutos de los envíos comerciales es una medida poco práctica. Es muy probable que los frutos infectados por la sarna del naranjo dulce puedan eludir la inspección de exportación o la de importación. Por tanto, esa inspección no es una salvaguardia adecuada para impedir la introducción de la sarna del naranjo dulce. Tailandia considera que los procedimientos en cinco etapas aplicables a los almacenes de embalaje pueden ofrecer más garantías para mitigar el riesgo de la sarna del naranjo dulce que la inspección de los frutos propuesta por el Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca. La inspección visual está considerada una medida ineficaz para prevenir el riesgo de introducir y propagar la sarna del naranjo dulce en Tailandia. Por otra parte, como se ha mencionado anteriormente, el tratamiento químico y con cera sí puede eliminar con eficacia los hongos presentes en los cítricos. Además, ese tratamiento podría facilitar el despacho de importación de los envíos en el puerto de entrada tras su llegada a Tailandia, mientras que la medida alternativa propuesta por el Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca podría causar grandes demoras a la hora de despachar las importaciones. Los envíos que incluyan productos con síntomas sospechosos deben quedar retenidos en el puerto de entrada hasta que se disponga de los resultados de confirmación de un laboratorio. Es un hecho constatado que diagnosticar la sarna del naranjo dulce es una tarea compleja que lleva mucho tiempo, y que requiere la intervención de expertos especializados. Esta circunstancia podría reducir la calidad de la fruta hasta el punto de impedir su comercialización y, en última instancia, perturbar el comercio de los cítricos procedentes del Japón. El Japón alega que el volumen de cítricos exportados a Tailandia disminuyó debido a la obligación de aplicar el tratamiento con cera. Sin embargo, Tailandia desea aclarar que no solo impone a los frutos japoneses los procedimientos en cinco etapas aplicables a los almacenes de embalaje para gestionar el riesgo de la sarna del naranjo dulce, sino que también impone esos procedimientos a los frutos de otros países. Esta medida se ha aplicado a todos los países sin discriminación alguna. Consideramos que se trata de una medida fitosanitaria eficaz para mitigar los riesgos y que no restringe el comercio. Para finalizar, en su calidad de Miembro de la OMC, Tailandia tiene en cuenta los principios consagrados en el Acuerdo MSF de la Organización cuando establece sus prescripciones fitosanitarias de importación. Considerando las aclaraciones realizadas, Tailandia confirma que las prescripciones que se están aplicando para combatir la sarna del naranjo dulce cumplen lo dispuesto en dicho Acuerdo.