Número de PCE - 467

Prescripción sanitaria establecida por la UE para la importación de pezuñas y astas

Mantenida por: Unión Europea
Planteada por: Indonesia
Respaldado por:
Planteada por primera vez en: noviembre 2019 G/SPS/R/97/Rev.1 paras. 3.8-3.9
Planteada posteriormente en:
Número de veces posteriormente presentada: 0
Documentos pertinentes: Planteada oralmente
Productos abarcados: 05 Los demás productos de origen animal, no expresados ni comprendidos en otra parte
Palabra clave (tema) principal : Otras preocupaciones
Palabras claves: Certificación, control e inspección; Proc. de control, inspección y aprobación; Transparencia
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En noviembre de 2019, Indonesia expresó su preocupación por las prescripciones sanitarias de Alemania para la importación de pezuñas y astas. Indonesia puso de relieve que Alemania era un interlocutor comercial creíble en lo que concierne a las pezuñas y astas elaboradas procedentes de Indonesia. Indonesia explicó que había solicitado acceso al mercado mediante la presentación de una comunicación por conducto de la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria del Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura de Alemania. Además, tras dicha solicitud, Indonesia había celebrado una reunión bilateral en marzo de 2019, durante una reunión anterior del Comité MSF. Indonesia instó a las autoridades competentes a que aclarasen las prescripciones sanitarias aplicables a las importaciones de pezuñas y astas elaboradas y expresó su disposición a colaborar estrechamente en esta cuestión con la Unión Europea y con Alemania.

La Unión Europea comenzó aclarando que las prescripciones en cuestión estaban armonizadas en la Unión Europea y eran las mismas en todos los Estados miembros de la UE. La Unión Europea señaló a la atención de los Miembros en concreto el Reglamento (CE) Nº 1069/2009, por el que se establecen las prescripciones y condiciones aplicables a la elaboración de subproductos animales. Las prescripciones estipulaban que el país exportador debía figurar en una lista de países autorizados, los establecimientos de origen tenían que ser aprobados por las autoridades competentes y el producto debía ir acompañado de un certificado sanitario. Las solicitudes de autorización recibidas a este respecto fueron tramitadas por las instituciones de la UE, no por Estados miembros de la UE particulares. La solicitud de Indonesia de autorización para exportar pezuñas y astas a la Unión Europea estaba siendo examinada y no se había ultimado aún el proceso de consulta interno. El resultado de la evaluación se comunicaría a la mayor brevedad. La Unión Europea estaba interesada en mantener conversaciones bilaterales para alcanzar una solución.