Número de PCE - 460

Restricciones impuestas por China a las importaciones de carne de bovino procedente de los Estados Unidos

Mantenida por: China
Planteada por: Estados Unidos de América
Respaldado por:
Planteada por primera vez en: julio 2019 G/SPS/R/95 paras. 4.21-4.22
Planteada posteriormente en:
Número de veces posteriormente presentada: 0
Documentos pertinentes: Planteada oralmente.
Productos abarcados: 0201 Carne de animales de la especie bovina, fresca o refrigerada.
Palabra clave (tema) principal : Sanidad animal
Palabras claves: Sanidad animal; Inocuidad de los alimentos; Salud de las personas; Evaluación del riesgo; Normas internacionales/armonización; Medicamentos veterinarios; Encefalopatía espongiforme bovina (EEB)
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En julio de 2019, los Estados Unidos señalaron que seguían preocupados por las restricciones impuestas por China a las exportaciones de carne de bovino estadounidense, a pesar de que ese país había reconocido que el riesgo de EEB en los Estados Unidos era insignificante. Además, señalaron que las actuales condiciones del comercio con China no se ajustaban plenamente a las recomendaciones de la OIE referentes a los países con riesgo insignificante. Los Estados Unidos indicaron que deseaban ingresar al mercado todos sus productos, y que se eliminaran las restricciones sobre la edad y la gama de productos, y solicitaron a China que ajustara a las normas del Codex sus prescripciones de importación referentes a los medicamentos veterinarios, con inclusión de los beta agonistas y las hormonas.

China señaló que, tras realizar una evaluación del riesgo, en junio de 2017 había reanudado la importación de carne de bovino de animales de menos de 30 meses, deshuesada y sin deshuesar, procedente de los Estados Unidos. Dado que China nunca se había visto afectada por la EEB, había decidido no importar carne de bovino de animales de más de 30 meses procedente de Miembros en cuyo territorio sí se habían dado casos de esa enfermedad, debido al mayor riesgo de infección por EEB y de transmisión de la enfermedad. La medida se basaba en la aplicación del nivel apropiado de protección de la sanidad animal de China, y cumplía lo dispuesto en el Acuerdo MSF. China continuaba interesada en seguir celebrando consultas con los Estados Unidos sobre esta cuestión.