Número de PCE - 431

Medidas adoptadas por Sudáfrica para restringir la importación de aves de corral por motivo de la gripe aviar de alta patogenicidad

Mantenida por: Sudáfrica
Planteada por: Unión Europea
Respaldado por:
Planteada por primera vez en: noviembre 2017 G/SPS/R/88 paras. 3.11-3.12; See also STC 385, STC 406
Planteada posteriormente en: marzo 2018 (G/SPS/R/90 paras. 3.52-3.53)
julio 2018 (G/SPS/R/92/Rev.1 paras. 4.51-4.52)
noviembre 2018 (G/SPS/R/93 paras. 3.66-3.67)
marzo 2019 (G/SPS/R/94 paras. 3.89-3.90)
julio 2019 (G/SPS/R/95 paras. 4.74-4.75)
noviembre 2019 (G/SPS/R/97/Rev.1 paras. 3.54-3.55)
Número de veces posteriormente presentada: 6
Documentos pertinentes: Planteada oralmente
Productos abarcados: 0105 Gallos, gallinas, patos, gansos, pavos (gallipavos) y pintadas, de las especies domésticas, vivos.; 0207 Carne y despojos comestibles, de aves de la partida 01.05, frescos, refrigerados o congelados.
Palabra clave (tema) principal : Sanidad animal
Palabras claves: Zonas libres de plagas o enfermedades / Regionalización; Sanidad animal; Enfermedades animales; Influenza aviar; Normas internacionales/armonización
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En noviembre de 2017, la Unión Europea expresó su preocupación ante las prohibiciones de importar productos de aves de corral, productos procedentes de todo el territorio de varios Estados miembros de la UE, a causa de la gripe aviar altamente patógena, a pesar de que se había reconocido meses atrás que la mayoría de ellos estaban libres de la enfermedad. La Unión Europea explicó que la decisión de Sudáfrica de no aceptar la zonificación respecto a la gripe aviar altamente patógena, aunque había recibido datos pertinentes al respecto, supone hacer caso omiso de la obligación de regionalización dimanante del Acuerdo MSF. La Unión Europea observó las repercusiones significativas de esta medida sobre el comercio de aves de corral de la UE hacia Sudáfrica. La Unión Europa subrayó sus contactos bilaterales con Sudáfrica, que incluyeron una visita de estudio a la Unión Europea en 2016.

Sudáfrica reconoció las conversaciones mantenidas con la Unión Europea y la visita para entender el mecanismo de regionalización de la UE, en 2016. Sin embargo, Sudáfrica expresó su preocupación acerca de la eficacia de las medidas de control y prevención en la Unión Europea, y observó que realizaría otra visita para evaluar dichos controles.

En marzo de 2018, la Unión Europea reiteró su preocupación por las prohibiciones de importación de productos de aves de corral a causa de la gripe aviar altamente patógena, que afectan a todo el territorio de varios Estados miembros de la UE a pesar de que hace meses se reconoció que todos ellos salvo uno estaban libres de dicha enfermedad. La Unión Europea recordó la norma de la OIE: que las medidas restrictivas del comercio relacionadas con la gripe aviar altamente patógena pueden levantarse si se aplica una política de sacrificio sanitario. Dicha política de sacrificio sanitario se ha aplicado en las zonas afectadas de la Unión Europea, y se ha informado de este y otros hechos a todos los interlocutores comerciales, entre ellos Sudáfrica. La Unión Europea explicó que la decisión de Sudáfrica de no aceptar la zonificación de la gripe aviar altamente patógena, aunque había recibido pruebas pertinentes al respecto, no tenía en cuenta la norma internacional ni la obligación de regionalización dimanante del Acuerdo MSF. La Unión Europea indicó que había un diálogo bilateral con Sudáfrica, que incluye una visita de auditoría a tres Estados miembros de la UE, e instó a Sudáfrica a levantar sin demora las prohibiciones que afectan a la totalidad del territorio de los países.

Sudáfrica reiteró sus preocupaciones sobre la eficacia de las medidas de control y prevención en la Unión Europea en relación con la gripe aviar altamente patógena. Indicó su compromiso de llevar a cabo misiones de inspección a Estados miembros de la UE para evaluar las medidas de control y asegurarse de que no exista ningún riesgo en el comercio de aves de corral. Sudáfrica informó además al Comité de que sus inspectores se encontraban actualmente en España, después de haber visitado Hungría y Polonia, y que se comunicará a la Unión Europea el resultado de estas visitas.

En julio de 2018, la Unión Europea lamentó comunicar que Sudáfrica no aplicaba todavía la regionalización y mantenía prohibiciones de importar productos de aves de corral procedentes de todo el territorio de varios Estados miembros de la UE, a causa de la gripe aviar altamente patógena. La Unión Europea puso de relieve que se había reconocido que todos los Estados miembros de la UE interesados salvo uno estaban libres de la enfermedad desde hacía varios meses; que en las normas de la OIE se establece que las medidas de restricción del comercio relacionadas con la gripe aviar altamente patógena pueden suprimirse tres meses después de que todo el país o una parte de él recuperen la condición de libres de la enfermedad, tras haber aplicado una política de sacrificio sanitario; y que la Unión Europea había aplicado estrictamente los requisitos de la OIE. La Unión Europea comunicó además que Sudáfrica había auditado a tres Estados miembros de la UE: España, Polonia y Hungría. También puso de relieve que el brote de gripe aviar altamente patógena en la Unión Europea había sido consecuencia del movimiento de aves migratorias, y no resultado del comercio internacional de productos de aves de corral. Por último, la Unión Europea instó a Sudáfrica a que levantase las restantes prohibiciones aplicadas a todo el territorio de Estados miembros de la UE.

Sudáfrica reiteró su preocupación por la eficacia de los controles relacionados con la gripe aviar altamente patógena y las medidas de prevención en la Unión Europea. Se habían realizado inspecciones preliminares en Hungría, Polonia y España, y se habían enviado informes a cada país, pidiendo rectificaciones de la información fáctica reflejada en los informes e información adicional. Las inspecciones habían demostrado diferencias en cuanto a la aplicación de las normas de la OIE por los Estados miembros de la UE. Por último, Sudáfrica comunicó al Comité que estaba estudiando modos de avanzar con los restantes países miembros de la UE todavía afectados por prohibiciones comerciales.

En noviembre de 2018, la Unión Europea lamentó comunicar que Sudáfrica no aplicaba todavía la regionalización y mantenía prohibiciones de importar productos de aves de corral procedentes de todo el territorio de varios Estados miembros de la UE a causa de la gripe aviar altamente patógena. La Unión Europea recalcó que Sudáfrica mantenía estas medidas restrictivas e injustificadas a pesar de que los Estados miembros de la UE afectados estaban libres de la enfermedad desde hacía varios meses; que en las normas de la OIE se establecía que las medidas de restricción del comercio relacionadas con la gripe aviar altamente patógena podían suprimirse tres meses después de que todo el país o una parte de él recuperaran la condición de libres de la enfermedad tras haber aplicado una política de sacrificio sanitario; y que la Unión Europea había aplicado estrictamente los requisitos de la OIE. La Unión Europea manifestó que estas medidas contravenían el artículo 6 del Acuerdo MSF, que obligaba a reconocer el concepto de zonas libres de enfermedad. Puntualizó que, tras haber auditado a tres Estados miembros de la UE, Sudáfrica sabía que el brote registrado en la Unión Europea se había producido por el movimiento de las aves migratorias y no por el comercio internacional de productos de ave de corral. Además, la Unión Europea había explicado sus medidas de control y su sistema de regionalización en conversaciones bilaterales con Sudáfrica. La Unión Europea manifestó su voluntad de continuar hablando de las garantías necesarias para mitigar al máximo las alteraciones del comercio en futuros brotes, de conformidad con el código de la OIE. Para concluir, solicitó a Sudáfrica que cumpliera sus obligaciones y autorizara sin más demora el comercio de todos los productos de ave de corral procedentes de zonas libres de la enfermedad.

Sudáfrica reiteró su preocupación por la eficacia de los controles relacionados con la gripe aviar altamente patógena y las medidas de prevención en la Unión Europea. Se habían realizado inspecciones preliminares en España, Hungría y Polonia y se enviarían los informes. Sudáfrica también confirmó que el 9 y el 10 de octubre de 2018 había mantenido en Johannesburgo conversaciones bilaterales con la Comisión Europea. Subrayó que nunca había puesto en duda la legislación de la UE relativa al control de la gripe aviar altamente patógena, pero que las inspecciones habían revelado diferencias en cuanto a la aplicación de la legislación por los Estados miembros de la UE. Además, señaló que algunas partes de la legislación de la UE no eran equivalentes a las directrices de la OIE. Por último, Sudáfrica comunicó al Comité que estaba planteándose diferentes opciones para facilitar la evaluación del control de la gripe aviar altamente patógena aplicado por la Unión Europea, una vez que se declarase libre de la enfermedad.

En marzo de 2019, la Unión Europea lamentó que Sudáfrica prohibiera el comercio de productos de aves de corral procedentes de todo el territorio de seis Estados miembros de la Unión Europea debido a la gripe aviar altamente patógena, aunque todos los miembros de la Unión Europea afectados llevaban muchos meses sin gripe aviar. Se habían proporcionado explicaciones a las autoridades de Sudáfrica sobre las medidas de control y el sistema de regionalización de la Unión Europea. Además, en enero de 2019 se organizó un seminario y se llevó a cabo una visita de estudio de Sudáfrica, y tres Estados miembros de la Unión Europea se habían sometido a inspecciones y habían mantenido debates bilaterales. La Unión Europea seguía dispuesta a seguir colaborando con Sudáfrica.

Sudáfrica reiteró sus preocupaciones con respecto a los controles de la gripe aviar en la Unión Europea. Manifestó dudas sobre la equivalencia de algunas disposiciones de la Unión Europea para el control de la gripe aviar altamente patógena en la Unión Europea, y las directrices de la OIE que las autoridades de Sudáfrica consideraban apropiadas para garantizar un comercio sin contratiempos y proteger a la población. No obstante, Sudáfrica seguiría colaborando constructivamente sobre la cuestión.

En julio de 2019, la Unión Europea señaló que Sudáfrica no aplicaba la regionalización y prohibía el comercio de productos de aves de corral procedentes de todo el territorio de seis Estados miembros de la Unión Europea por motivo de la gripe aviar altamente patógena, a pesar de que los citados Estados miembros de la UE estaban libres de dicha enfermedad. La Unión Europea informó a los Miembros de que mantenía contactos con Sudáfrica sobre sus medidas de control y su sistema de regionalización, contactos que incluían una visita de estudio y un seminario conjunto en enero de 2019 y una inspección sudafricana de tres Estados miembros de la UE. La Unión Europea afirmó que sus medidas de regionalización se ajustaban plenamente a las recomendaciones de la OIE. La Unión Europea pidió de nuevo a Sudáfrica que permitiese el comercio de todos los productos de aves de corral seguros procedentes de Estados miembros de la UE libres de la enfermedad y de zonas libres de la enfermedad.

Sudáfrica remitió a los Miembros a sus observaciones formuladas en la reunión de marzo de 2019 del Comité MSF y observó que la demora se había debido a algunos problemas, entre ellos la información insuficiente recibida. Sudáfrica destacó el diálogo bilateral que se había mantenido en Bruselas esa misma semana y se mostró optimista sobre el acceso futuro al mercado de los restantes Estados miembros de la UE.

En noviembre de 2019, la Unión Europea reiteró su preocupación constante por el enfoque de Sudáfrica para regular la gripe aviar de alta patogenicidad. La Unión Europea lamentó que Sudáfrica mantuviera la prohibición relativa a los productos de aves de corral procedentes de todo el territorio de seis Estados miembros de la Unión Europea, a pesar de que estos Estados llevaban muchos meses libres de gripe aviar de alta patogenicidad. La Unión Europea indicó que había mantenido conversaciones con Sudáfrica para explicar su sistema de regionalización, que se aplica de conformidad con las normas de la OIE. Además, Sudáfrica había llevado a cabo inspecciones en tres Estados miembros de la UE. La Unión Europea instó a Sudáfrica a respetar sus obligaciones y permitir el comercio de todos los productos de aves de corral inocuos procedentes de Estados miembros de la UE libres de la enfermedad y expresó su disposición a entablar nuevas conversaciones para reducir al mínimo las perturbaciones en caso de brotes futuros.

Sudáfrica respondió que había expresado anteriormente en el Comité MSF preocupaciones relativas al control de la gripe aviar de alta patogenicidad en la Unión Europea, concretamente sobre la aplicación de la regionalización de conformidad con las directrices de la OIE. En una reunión bilateral con la Unión Europea, celebrada el 28 de octubre de 2019, Sudáfrica había analizado la cuestión de la regionalización e informado sobre el progreso en la evaluación de la información facilitada por los Estados miembros de la UE. Sudáfrica señaló que ambas partes habían acordado seguir colaborando con ánimo constructivo en este asunto.