Número de PCE - 389

Régimen de importaciones de China, incluidos los procedimientos de cuarentena y pruebas para el pescado

Mantenida por: China
Planteada por: Noruega
Respaldado por:
Planteada por primera vez en: julio 2015 G/SPS/R/79 paras. 3.1-3.3
Planteada posteriormente en: octubre 2015 (G/SPS/R/81 paras. 3.23-3.24)
Número de veces posteriormente presentada: 1
Documentos pertinentes: Planteada oralmente; RD/SPS/114
Productos abarcados: 03 Pescados y crustáceos, moluscos y demás invertebrados acuáticos
Palabra clave (tema) principal : Inocuidad de los alimentos
Palabras claves: Sanidad animal; Proc. de control, inspección y aprobación; Inocuidad de los alimentos; Salud de las personas
Situación: Resuelta
Solución: Noruega informó de la resolución de esta preocupación comercial específica (RD/SPS/114, 29 de octubre de 2020).
Fecha en que se comunicó su resolución: 05/11/2020

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En julio de 2015, Noruega expresó preocupación por el nuevo régimen chino de control de la importación de pescados y mariscos procedentes de su territorio, que incluía pruebas minuciosas de hasta 40 sustancias. A consecuencia de ello, se habían incrementado los costos que debían afrontar los importadores y los exportadores, y los productos permanecían más tiempo en cuarentena. Sin embargo, China no había notificado ningún hallazgo que pudiera justificar esa medida. Noruega destacó que el nuevo reglamento se aplicaba de forma discriminatoria y no transparente, ya que solo los productos noruegos eran objeto de este mayor número de pruebas. Además, desde 2011 Noruega había solicitado reiteradamente la celebración de consultas a nivel técnico, pero nunca se había atendido esta solicitud. Noruega instó a China a informar sobre este nuevo régimen y sobre los procedimientos de cuarentena en general, así como sobre todas las medidas específicas aplicables a los pescados y mariscos noruegos. Además, Noruega solicitó a China la celebración de consultas bilaterales sobre las cuestiones de inocuidad de los alimentos relacionadas con el comercio de pescados y mariscos.

China respondió que en diversas ocasiones se habían encontrado productos no conformes que suponían un riesgo para la salud de los consumidores. En 2011 la Administración General de Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena (AQSIQ) había anunciado el refuerzo de la inspección y la cuarentena aplicable a los salmones importados de los territorios de todos los Miembros. Afirmó que estas medidas no eran nuevas y que se basaban en leyes y reglamentos chinos vigentes. Además, el objetivo de dichas medidas era hacer frente a la amenaza que representaban los productos acuáticos noruegos que, en los últimos años, habían citado varios informes. En consecuencia, China había intensificado la inspección y la cuarentena aplicable a los productos de alto riesgo.

Noruega reiteró su petición de celebrar consultas a nivel técnico con China, e informó al Comité de que los reglamentos noruegos sobre inocuidad de los alimentos estaban armonizados con la legislación de la UE y que, en consecuencia, cumplían los requisitos previstos por la UE.

En octubre de 2015, Noruega expresó preocupación por el nuevo régimen chino de control de la importación de pescados y mariscos procedentes de su territorio, que incluía pruebas minuciosas de hasta 40 sustancias, lo que prolongaba los períodos de cuarentena y aumentaba los costos. Aclaró que este régimen aplicable al salmón y a todos los tipos de marisco procedentes de Noruega reducía el comercio considerablemente. Noruega indicó que no había recibido información adecuada de China, a pesar de las diversas solicitudes que había presentado por distintas vías diplomáticas en los últimos seis meses. Las autoridades noruegas encargadas de la inocuidad alimentaria tampoco habían sido informadas de resultados que justificaran tal intensificación de pruebas. Noruega afirmó que reconocía el derecho de los Miembros a aplicar medidas de inocuidad alimentaria, pero consideraba que las modificaciones a los procedimientos de supervisión de las importaciones no se habían aplicado de manera transparente, previsible y no discriminatoria. Noruega solicitó a China que presentara información específica sobre los regímenes de supervisión de las importaciones y los procedimientos de control lo antes posible. Aclaró que sería necesario realizar consultas técnicas bilaterales detalladas con China para abordar todas las cuestiones de inocuidad alimentaria relativas al comercio de pescado y marisco y que estaba dispuesta a colaborar con China para resolver esta cuestión.

China observó que había dado explicaciones y aclaraciones detalladas en la última reunión del Comité y remitió a Noruega a las actas. China manifestó su voluntad de seguir colaborando con Noruega a este respecto.

En noviembre de 2020, la Secretaría comunicó que en septiembre de 2020 había contactado con los Miembros que habían planteado preocupaciones comerciales específicas que no se habían debatido el año anterior, para saber qué se había hecho al respecto. A seguido de esta solicitud, Noruega presentó informaciones sobre la resolución de esta preocupación comercial específica. La Secretaría indicó que la información recibida se había distribuido en el documento RD/SPS/114, de 29 de octubre de 2020, y que el Sistema de Gestión de la Información MSF (SPS IMS) se actualizaría sobre esta base, utilizando la fecha de la reunión del Comité MSF de noviembre de 2020 como fecha de resolución de la correspondiente preocupación comercial específica.