Número de PCE - 388

Norma propuesta por los Estados Unidos sobre las tasas de usuario de los servicios de cuarentena e inspección agropecuarias

Mantenida por: Estados Unidos de América
Planteada por: México
Respaldado por:
Planteada por primera vez en: marzo 2015 G/SPS/R/78 paras. 3.11-3.12
Planteada posteriormente en: julio 2015 (G/SPS/R/79 paras. 3.56-3.57)
octubre 2015 (G/SPS/R/81 paras. 3.61-3.62)
Número de veces posteriormente presentada: 2
Documentos pertinentes: Planteada oralmente
Productos abarcados:
Palabra clave (tema) principal : Otras preocupaciones
Palabras claves: Proc. de control, inspección y aprobación
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En marzo de 2015, México manifestó su preocupación por la norma propuesta por los Estados Unidos sobre las tasas de usuario de los servicios de cuarentena e inspección agropecuarias. A México le preocupaba particularmente el aumento de más del 200% de las tasas por servicios de inspección de los camiones comerciales con transmisores eléctricos, y el aumento del 52% de la tasa actual para otros tipos de camiones comerciales. Las exportaciones mexicanas de productos agropecuarios entraban a los Estados Unidos principalmente por tierra y, como México era uno de los principales socios comerciales de ese país y su principal fuente de productos agropecuarios, esta medida no solo influiría en los costes de transporte de México, sino que también tendría un efecto directo sobre los precios para los consumidores finales, lo que generaría inflación y pondría en riesgo a los pequeños y medianos productores, y a miles de empleos relacionados directa o indirectamente con este sector. México también señaló que la medida podía considerarse discriminatoria para las importaciones mexicanas al infringir lo dispuesto en el párrafo 3 del artículo 2, ya que la mayoría de los demás socios comerciales no exportaban por tierra y comerciaban volúmenes mucho más pequeños con los Estados Unidos. La norma también contravenía las obligaciones de los Miembros en materia transparencia, ya que no había sido notificada oficialmente a la OMC. En opinión de México, la norma también era incompatible con el artículo 8 y el anexo C del Acuerdos MSF, que exigían que los derechos que puedan imponerse por los procedimientos a los productos importados se limiten al costo de procesamiento y no sean superiores al costo real de los servicios. El Gobierno de México y el sector privado habían participado en los procedimientos de consulta y presentado sus preocupaciones. México esperaba que sus observaciones se tomaran en consideración y pidió a los Estados Unidos que cumpliera con las disposiciones del Acuerdo MSF.

Los Estados Unidos señalaron que la propuesta de norma del APHIS se había publicado el 25 de abril de 2014. Debido al interés de las partes interesadas en esa propuesta de norma, el plazo para la formulación de observaciones se había prorrogado hasta el 24 de julio de 2014. Se habían recibido observaciones de más de 200 partes interesadas y el examen del APHIS estaba aún en curso. Los Estados Unidos aseguraron a México que consideraría con detenimiento sus observaciones y las de otras partes interesadas antes de proceder a tomar alguna decisión al respecto.

En julio de 2015, México recordó su preocupación por una norma propuesta por el APHIS sobre las tasas de usuario de los servicios de cuarentena e inspección agropecuarias. Como consecuencia de unos costos de transporte más elevados, los precios para los clientes serían más altos, y se pondría en peligro la subsistencia de los pequeños productores. En opinión de México, la medida infringía el principio MFN, además del artículo 8 y el Anexo C del Acuerdo MSF. México instó a los Estados Unidos a tener en cuenta las observaciones de los Miembros.

Los Estados Unidos explicaron que aún no había concluido el proceso de reglamentación y que antes de tomar ninguna decisión se examinarían las observaciones de México. Los Estados Unidos acogieron favorablemente la celebración de futuras conversaciones bilaterales.

En octubre de 2015, México recordó su preocupación por una norma propuesta por el APHIS sobre las tasas de usuario de los servicios de cuarentena e inspección agropecuarias. Como consecuencia de unos costos de transporte más elevados, los precios para los clientes serían más altos, y se pondría en peligro la subsistencia de los pequeños productores. A juicio de México, la medida contravenía el GATT, el principio de la nación más favorecida, así como el artículo 8 y el Anexo C del Acuerdo MSF. México pidió información actualizada acerca del proyecto de reglamento e instó a los Estados Unidos a tener en cuenta las observaciones de los Miembros y a cumplir las disposiciones del Acuerdo MSF relativas a la transparencia.

Los Estados Unidos explicaron que aún no había concluido el proceso de reglamentación y que no se tomaría ninguna decisión sin antes examinar las observaciones de México.