Número de PCE - 378

Decisión de la UE de retirar la equivalencia para los productos orgánicos elaborados

Mantenida por: Unión Europea
Planteada por: India
Respaldado por:
Planteada por primera vez en: julio 2014 G/SPS/R/75 paras. 4.15-4.18
Planteada posteriormente en: octubre 2014 (G/SPS/R/76 paras. 3.37-3.40)
marzo 2015 (G/SPS/R/78 paras. 3.47-3.49)
julio 2015 (G/SPS/R/79 paras. 3.58-3.66 )
octubre 2015 (G/SPS/R/81 paras. 3.45-3.47)
marzo 2016 (G/SPS/R/82 paras. 3.64-3.66)
junio 2016 (G/SPS/R/83 paras. 4.49-4.50)
Número de veces posteriormente presentada: 6
Documentos pertinentes: G/SPS/GEN/1354 G/SPS/GEN/1354/Rev.1
Productos abarcados:
Palabra clave (tema) principal : Otras preocupaciones
Palabras claves: Otras preocupaciones; Obstáculos técnicos al comercio (OTC); Equivalencia
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En julio de 2014, la India señaló con preocupación que la UE había retirado la equivalencia para los productos orgánicos elaborados, reconocida en 2006. El acuerdo de equivalencia con la UE establecía que los productos alimenticios orgánicos elaborados y no elaborados procedentes de la India podían ser exportados a la UE al amparo de la certificación de los organismos acreditados en el marco del Programa nacional de la India para la producción ecológica (NPOP). Con el fin de incrementar sus exportaciones, en septiembre de 2012 la India publicó directrices que permitían mezclar una serie de ingredientes importados, tales como hierbas, aromas, aditivos y colorantes, con productos indios orgánicos de valor añadido. Estas directrices, que establecían que el porcentaje de ingredientes importados no superaría el 5%, fueron comunicadas a la UE, que no hizo ningún comentario al respecto. Sin embargo, el Reglamento (UE) 125/2013, aplicable a partir del 1º de abril de 2013, excluyó los productos orgánicos elaborados del acuerdo de reconocimiento, aduciendo que el acuerdo exigía que todos los ingredientes fueran cultivados en la India. La India aclaró que no se exportaban a la UE productos orgánicos elaborados que contuvieran ingredientes importados, y solicitó que se restableciera el reconocimiento de la equivalencia, dado que había revocado las directrices de 2012.

La UE respondió que la preocupación de la India estaba fuera del ámbito del Acuerdo MSF. Así se había afirmado a la India en reuniones bilaterales celebradas en abril de 2014 y en las fechas de esta reunión del Comité MSF. La UE reiteró su compromiso de colaborar a nivel técnico con la India en esta materia en el marco adecuado.

La India explicó que los criterios de calificación de productos ecológicos eran mucho más estrictos y que, por tanto, la notificación de estas prescripciones entraba en el ámbito del Acuerdo MSF. La India solicitó a la Secretaría que se aclarara esta cuestión y comentara una serie de notificaciones sobre prescripciones para los productos ecológicos. Además, la India preguntó si los organismos internacionales de normalización habían realizado algún trabajo al respecto.

La Secretaría señaló que la mayoría de las notificaciones sobre productos ecológicos se habían presentado en el marco del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (OTC), tal como se podía comprobar en los sistemas de gestión de la información sobre MSF y OTC. En la OMC no se había pronunciado ninguna interpretación jurídica sobre productos ecológicos. El Codex había abordado esta materia, en particular el etiquetado de los productos alimenticios ecológicos; los representantes habían confirmado que no se desarrollaban actividades en este ámbito en la CIPF ni en la OIE. La información proporcionada por la Secretaría se distribuyó posteriormente en el documento G/SPS/GEN/1354.

En octubre de 2014, la Secretaría informó a los Miembros acerca de las imprecisiones que contenía el documento G/SPS/GEN/1354, en el que se reseñan las notificaciones MSF y OTC relativas a productos ecológicos y la labor pertinente del Codex. Dijo que se corregirían esas imprecisiones y que se distribuiría a la mayor brevedad un documento revisado (G/SPS/GEN/1354/Rev.1, de 7 de noviembre de 2014).

La India reiteró su preocupación en relación con la decisión de la UE de retirar la equivalencia para los productos ecológicos elaborados, reconocidos desde 2006. El acuerdo de equivalencia con la Unión Europea establecía que se podían exportar productos ecológicos de la India elaborados y sin elaborar siempre que estuvieran certificados con arreglo al programa nacional de la India para la producción ecológica. Con el fin de aumentar sus exportaciones, la India publicó en septiembre de 2012 directrices que autorizaban determinados ingredientes importados, tales como hierbas, aromatizantes, aditivos y colorantes, en los productos ecológicos indios con valor añadido. La Unión Europea conoció esas directrices, que establecían que el porcentaje de ingredientes importados no debe ser superior al 5%, y no presentó observaciones al respecto. No obstante, el Reglamento Nº 125/2013 de la UE excluyó los productos ecológicos elaborados del campo de aplicación del acuerdo de equivalencia, alegando que ese acuerdo exige que todos los ingredientes de esos productos deben cultivarse en la India. La India aclaró que ya no exportaba a la Unión Europea ningún producto ecológico elaborado que contuviera ingredientes importados, puesto que recientemente había suspendido las directrices de 2012. La India pidió que se restableciera el reconocimiento de la equivalencia.

Los Estados Unidos dijeron que esperaban con interés el documento revisado y señalaron que los productos ecológicos no estaban comprendidos en el ámbito del Comité MSF.

La Unión Europea explicó que siempre había mantenido que el Acuerdo MSF no abarcaba la producción ecológica. Por otro lado, se trataba de un problema de falta de cumplimiento de normas de origen, no de MSF ni de prescripciones de inocuidad alimentaria. La Unión Europea afirmó que transmitiría las preocupaciones de la India a los servicios de la Comisión Europea responsables de los productos ecológicos, y dijo que se había puesto en contacto con la autoridad india competente para celebrar diálogos a nivel técnico.

En marzo 2015, la India expresó su preocupación por la decisión de la UE de retirar la equivalencia para los productos ecológicos elaborados, reconocidos desde 2006. El acuerdo de equivalencia con la Unión Europea establecía que se podían exportar productos ecológicos de la India elaborados y sin elaborar siempre que estuvieran certificados con arreglo al programa nacional de la India para la producción ecológica (NPOP). Con el fin de aumentar sus exportaciones, en septiembre de 2012 la India había publicado directrices que autorizaban determinados ingredientes importados. Esas directrices establecían que el porcentaje de ingredientes importados no debía ser superior al 5%. No obstante, el Reglamento Nº 125/2013 de la UE, aplicable a partir del 1º de abril de 2013, excluyó los productos ecológicos elaborados del acuerdo de equivalencia, aduciendo que el acuerdo exigía que todos los ingredientes fueran cultivados en la India. La India aclaró que no se exportaban a la UE productos orgánicos elaborados que contuvieran ingredientes importados, y solicitó que se restableciera el reconocimiento de la equivalencia, dado que había revocado las directrices de 2012.

La Unión Europea respondió que la preocupación de la India no era una cuestión que entrara en el ámbito del Acuerdo MSF. La UE reiteró su compromiso de colaborar a nivel técnico con la India en esta materia en el marco adecuado. La Oficina Alimentaria y Veterinaria (OAV) de la Comisión Europea realizaría una inspección en la India del 13 al 24 de abril de 2015.

Los Estados Unidos apoyaron la respuesta de la UE y señalaron que las normas en materia de producción orgánica y los programas de certificación orgánica estaban fuera del ámbito del Acuerdo MSF.

En julio de 2015, la India recordó su preocupación por la decisión de la UE de retirar la equivalencia para los productos ecológicos elaborados, reconocidos desde 2006. La India volvió a ofrecer la explicación que había dado en julio de 2014 y marzo de 2015. El Reglamento Nº 125/2013 de la UE, aplicable a partir del 1º de abril de 2013, excluía los productos ecológicos elaborados del acuerdo de equivalencia, aduciendo que el acuerdo exigía que todos los ingredientes fueran cultivados en la India. La India manifestó que no se exportaban a la UE productos ecológicos elaborados que contuvieran ingredientes importados, y solicitó que se restableciera el reconocimiento de la equivalencia, dado que había revocado las directrices de 2012 que permitían mezclar una serie de ingredientes importados.

La Unión Europea reafirmó su opinión de que la preocupación de la India quedaba fuera del ámbito del Comité MSF y añadió que las preocupaciones de la India se iban a tratar bilateralmente en el foro adecuado.

Los Estados Unidos apoyaron la respuesta de la UE y explicaron que los programas de producción ecológica no trataban los riesgos para la salud humana, animal o vegetal. Las prescripciones eran similares a las del etiquetado halal y, por tanto, recaían en el ámbito del Acuerdo OTC.

La India observó que las prescripciones en materia de embalaje y etiquetado directamente relacionadas con la inocuidad de los alimentos se regían por lo dispuesto en el anexo A del Acuerdo MSF. Destacó también que en el documento G/SPS/GEN/1354/Rev.1 se enumeraban 24 notificaciones relativas a productos ecológicos, y que el Codex había elaborado normas sobre los productos ecológicos. Además, según la India, el lenguaje empleado en el Reglamento (CE) Nº 834/2007 de la UE relacionaba los productos ecológicos con la protección de la salud humana, animal y vegetal.

Chile opinó que las normas del Codex no definían el ámbito de aplicación del Acuerdo MSF.

El Ecuador solicitó que se aclarara cuál sería el Comité competente donde examinar las prescripciones relativas a los productos ecológicos.

El Codex explicó que en sus Directrices para la Producción, Elaboración, Etiquetado y Comercialización de Alimentos Producidos Orgánicamente se incluía una definición de productos orgánicos, pero no se establecía ninguna norma sobre la inocuidad de los alimentos, ni ningún LMR en productos alimenticios.

La Secretaría explicó que muchas normas del Codex incluían prescripciones relativas a la nutrición, el etiquetado y el embalaje de los productos alimenticios y, por lo tanto, eran pertinentes para el Comité OTC. La Secretaría informaba a los Miembros notificantes cuando no estaba claro si una notificación particular debía presentarse en el marco del Acuerdo MSF o el Acuerdo OTC, pero en última instancia era el Miembro quien decidía a través de qué Acuerdo deseaba someter una notificación concreta. Algunas notificaciones relacionadas, por ejemplo, con residuos de plaguicidas orgánicos, se habían notificado en el ámbito del Acuerdo MSF, y muchas notificaciones relativas a la agricultura ecológica se habían tramitado en el marco del Acuerdo OTC.

La Unión Europea señaló que la lectura selectiva que la India había hecho de los reglamentos de la UE llevaba a la conclusión equivocada. Confirmó que el reglamento no tenía por objeto regular la inocuidad de los alimentos ni guardaba relación con el Comité MSF.

En octubre de 2015, la India recordó su preocupación por la decisión de la UE de retirar la equivalencia para los productos ecológicos elaborados, reconocidos desde 2006. El Reglamento Nº 125/2013 de la UE, aplicable a partir del 1º de abril de 2013, excluía los productos ecológicos elaborados del acuerdo de equivalencia, aduciendo que el acuerdo exigía que todos los ingredientes fueran cultivados en la India. La India manifestó que no se exportaban a la UE productos ecológicos elaborados que contuvieran ingredientes importados, y solicitó que se restableciera el reconocimiento de la equivalencia, dado que había revocado las directrices de 2012 que hubiesen permitido el uso de una serie de ingredientes importados.

Chile señaló que había formalizado un acuerdo similar con la Unión Europea; sin embargo, quedaba claro que esta cuestión guardaba relación con las medidas OTC y no con las MSF.

La Unión Europea reafirmó su opinión de que la preocupación de la India quedaba fuera del ámbito del Comité MSF y reiteró su disposición a mantener las conversaciones bilaterales con las autoridades de la India dentro el marco adecuado, disposición ya demostrada por los debates celebrados en octubre de 2015 en la India.

En marzo de 2016, la India reiteró sus declaraciones de reuniones anteriores del Comité MSF e informó sobre los últimos avances. La Oficina Alimentaria y Veterinaria inspeccionó los sistemas de control en abril de 2015, pero el informe no se recibió hasta febrero de 2016. Dicho informe no abordaba la cuestión de la equivalencia, y la India desconocía los fallos y las medidas que la Unión Europea estaba tomando para resolver este problema. La India reafirmó su opinión: que cualquier reglamento que aborde la inocuidad de los alimentos en el contexto del párrafo 1 del artículo 2 o el Anexo A entra en el ámbito del Acuerdo MSF.

La Unión Europea reiteró que consideraba que esta cuestión quedaba fuera del ámbito del Acuerdo MSF. La Unión Europea seguía dispuesta a debatir esta cuestión con la India dentro del marco adecuado.

Los Estados Unidos hicieron suyas las declaraciones de la Unión Europea y reiteraron su opinión de que este problema no guardaba relación con las MSF.

En junio de 2016, la India recordó la preocupación que había planteado en las anteriores reuniones del Comité MSF, y señaló que los sistemas de control habían sido inspeccionados en abril de 2015, pero no había recibido el informe hasta febrero de 2016. Ahora se trataba de una demanda de la UE, que exigía reciprocidad y beneficios mutuos. A fin de allanar el camino hacia la resolución de este problema, la India solicitó a la Unión Europea que le comunicara por escrito sus condiciones para una equivalencia recíproca únicamente para productos orgánicos.

La Unión Europea reafirmó que este tema no entraba dentro del ámbito del Acuerdo MSF y señaló que no estaba dispuesta a responder en este Comité, pero sí a seguir debatiendo este tema con la India en el foro adecuado.