Número de PCE - 373

Alto costo de la certificación exigida por los Estados Unidos para las exportaciones de mango

Mantenida por: Estados Unidos de América
Planteada por: India
Respaldado por: Brasil; República Dominicana
Planteada por primera vez en: julio 2014 G/SPS/R/75 paras. 4.5-4.6
Planteada posteriormente en: octubre 2014 (G/SPS/R/76 paras. 3.13-3.15)
marzo 2015 (G/SPS/R/78 paras. 3.39-3.40)
julio 2015 (G/SPS/R/79 paras. 3.44-3.46)
octubre 2015 (G/SPS/R/81 paras. 3.51-3.53)
marzo 2016 (G/SPS/R/82 paras. 3.55-3.56)
junio 2016 (G/SPS/R/83 paras. 4.20-4.21)
Número de veces posteriormente presentada: 6
Documentos pertinentes: Planteada oralmente
Productos abarcados: 08 Frutas y frutos comestibles; cortezas de agrios (cítricos), melones o sandias
Palabra clave (tema) principal : Sanidad vegetal
Palabras claves: Proc. de control, inspección y aprobación; Sanidad vegetal; Equivalencia
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En julio de 2014, la India expresó su preocupación por el alto costo de la certificación necesaria para exportar mango a los Estados Unidos. En abril de 2007 la India obtuvo acceso a este mercado en los Estados Unidos a condición de que previamente se irradiara el mango bajo la supervisión de inspectores de los Estados Unidos, con el fin de reducir el riesgo de moscas de la fruta y de gorgojo de la semilla. La India señaló el alto costo de la certificación, que incluía los gastos de viaje y estancia de los inspectores estadounidense en la instalación de irradiación y de otros funcionarios de los Estados Unidos que participaban en el proceso en otros lugares. Estos costos representaban un 12% de los costos FOB por tonelada métrica de mangos exportados a los Estados Unidos. La India solicitó que los Estados Unidos reconocieran los procedimientos de evaluación de la conformidad de la India, como se hacía con la certificación ecológica, o que se adoptaran soluciones menos costosas para no comprometer la competitividad de este producto en el mercado estadounidense. Si no se encontraba una solución, la parte de la India en este mercado se reduciría posiblemente.

Los Estados Unidos señalaron que la India había sido el primer país en enviar productos básicos irradiados a su mercado, y que el valor de estas exportaciones había crecido continuamente, alcanzando 1,6 millones de dólares EE.UU. en 2013. Se habían emprendido diversas iniciativas con el fin de reducir los costos del programa de precertificación, como la colaboración en asuntos presupuestarios y financieros. Los Estados Unidos habían modificado su reglamento para facilitar estas importaciones, permitiendo la irradiación a la llegada a su territorio. Los Estados Unidos solicitaron a la India que presentara una solicitud formal de modificación del plan de trabajo operativo estadounidense.

En octubre de 2014, la India reiteró su preocupación por el alto costo de la certificación exigida para exportar mango a los Estados Unidos. Desde 2007 los Estados Unidos autorizaban la exportación de mangos procedentes de la India, a condición de que fuesen irradiados bajo la supervisión de inspectores estadounidenses, a fin de reducir el riesgo de moscas de la fruta y gorgojos de la semilla, y la India ya había exportado a ese país 1.600 toneladas métricas de mangos. La India señaló que el precio de sus mangos no era competitivo, debido al elevado costo de la certificación, aunque se había creado un fondo fiduciario. La India había propuesto que se aceptaran las autorizaciones previas al despacho de las autoridades nacionales de protección fitosanitaria, pero no se había llegado a un acuerdo a ese respecto. En reuniones anteriores, los Estados Unidos habían propuesto la irradiación a la llegada de los productos, pero esa solución no era económicamente viable. Teniendo en cuenta el volumen de mango exportado de la India a los Estados Unidos en el transcurso de los últimos siete años, la India solicitó el reconocimiento mutuo de la equivalencia de la certificación y los procedimientos de evaluación de la conformidad de los mangos, a fin de reducir los costos y facilitar el comercio, tal como se había hecho con la certificación ecológica.

La República Dominicana dijo que compartía la preocupación de la India y pidió que los Estados Unidos facilitaran más información sobre los costos de los procedimientos de importación.

Los Estados Unidos recordaron que la India había sido el primer exportador de mangos irradiados a su territorio. El valor de las exportaciones indias de mangos había aumentado cada año desde entonces y los Estados Unidos habían tratado de responder a la preocupación de la India, modificando su legislación relativa a la irradiación en el momento de la importación para reducir los costos del despacho. Los Estados Unidos reiteraron que esperaban con interés recibir nuevas propuestas de la India sobre el modo de reducir los costos del despacho de mangos.

En marzo de 2015, la India reiteró su preocupación por el alto costo de la certificación exigida para exportar mango a los Estados Unidos. En reuniones anteriores, los Estados Unidos habían propuesto la irradiación a la llegada de los productos. Esta solución se había examinado en una reunión bilateral celebrada los días 3 y 4 de marzo de 2015. La India pidió a los Estados Unidos que distribuyera el proyecto de plan de trabajo para el requisito de irradiación a la llegada de los productos.

Los Estados Unidos informaron de que la conversación bilateral de marzo de 2015 había sido productiva. Se habían examinado dos opciones: 1) la ampliación del programa actual de irradiación de mangos (y granadas) en la India mediante la autorización de otras dos instalaciones de irradiación en la India; y 2) la irradiación de los mangos (y granadas) de origen indio a su llegada a los Estados Unidos. Los Estados Unidos aguardaban con interés poder proseguir la colaboración con la India para resolver este asunto.

En julio de 2015, la India reafirmó su preocupación por el alto costo de la certificación necesaria para exportar mango a los Estados Unidos. En abril de 2007 la India había tenido acceso a este mercado en los Estados Unidos a condición de que previamente se irradiara el mango bajo la supervisión de inspectores de los Estados Unidos. La India señaló el alto costo de la certificación, que ascendía a un 12% de los costos FOB por tonelada métrica de mangos exportados a los Estados Unidos. La India recordó que en una reunión bilateral mantenida en marzo de 2015, los Estados Unidos habían propuesto la irradiación a la llegada de los productos, y la India había solicitado que se distribuyera el correspondiente borrador del plan de trabajo.

El Brasil y la República Dominicana compartían la preocupación de la India. El Brasil señaló que, durante la estación de exportaciones de mango de 2015, había gastado medio millón de dólares EE.UU. para la inspección in situ realizada por los inspectores de los Estados Unidos. Añadió que los procedimientos eran costosos y redundantes e instó a los Estados Unidos a reducir sus prescripciones. La República Dominicana pidió que los Estados Unidos facilitaran más información sobre los costos de los procedimientos de importación.

Los Estados Unidos confirmaron que la India había exportado mangos cada año desde que se abriera el mercado en 2007, y que el valor de esas exportaciones había subido hasta alcanzar casi 2 millones de dólares EE.UU. en 2014. Los Estados Unidos recordaron las dos opciones que se habían examinado en marzo de 2015: 1) ampliación del actual programa de irradiación, resolviendo las deficiencias sustanciales que presentaban las nuevas instalaciones de irradiación de Vashi e Innova, y 2) la irradiación de los productos a su llegada a los Estados Unidos. En junio de 2015 se había enviado a la India más información sobre la segunda opción. Los Estados Unidos aguardaban con interés poder proseguir la colaboración con la India para resolver este asunto y dijeron que planificarían una segunda visita cuando las instalaciones de la India estuvieran listas para la certificación. Recordaron asimismo que en la actualidad solo la planta de irradiación de Nasik contaba con la certificación necesaria y acogieron positivamente la celebración de consultas bilaterales con el Brasil y la República Dominicana.

En octubre de 2015, la India reafirmó su preocupación por el alto costo de la certificación necesaria para exportar mango a los Estados Unidos. En abril de 2007 la India había tenido acceso a este mercado en los Estados Unidos a condición de que previamente se irradiara el mango bajo la supervisión de inspectores de los Estados Unidos. La India señaló el alto costo de la certificación, que ascendía a un 12% de los costos FOB por tonelada métrica de mangos exportados a los Estados Unidos. La India recordó que en una reunión bilateral mantenida en marzo de 2015, los Estados Unidos habían propuesto la irradiación a la llegada de los productos, y la India había solicitado que se distribuyera el correspondiente borrador del plan de trabajo.

La República Dominicana dijo que compartía la preocupación de la India y que, a su juicio, la mejor solución era exigir que los mangos se trataran después de su entrada en los Estados Unidos. El Brasil también hizo suya la preocupación de la India y señaló que las inspecciones de los Estados Unidos eran casi dos veces más costosas que las inspecciones realizadas por inspectores del Brasil. El Brasil afirmó que las opciones que había propuesto la India sentaban buenas bases para entablar un diálogo acerca de una posible solución.

Los Estados Unidos confirmaron que la India había exportado mangos cada año desde que se abriera el mercado en 2007, y que el valor de esas exportaciones había subido hasta alcanzar casi 2 millones de dólares EE.UU. en 2014. Los Estados Unidos recordaron las dos opciones que se habían examinado en marzo de 2015: i) ampliación del actual programa de irradiación, resolviendo las deficiencias sustanciales que presentaban las nuevas instalaciones de irradiación de Vashi e Innova, y ii) la irradiación de los productos a su llegada a los Estados Unidos. En junio de 2015 se había enviado a la India más información sobre la segunda opción. Los Estados Unidos aguardaban con interés poder proseguir la colaboración con la India para resolver este asunto y dijeron que planificarían una segunda visita cuando las instalaciones de la India estuvieran listas para la certificación. Recordaron asimismo que en la actualidad solo la planta de irradiación de Nasik contaba con la certificación necesaria y manifestaron su disposición a seguir tratando este asunto con la India y con cualquier otro interlocutor comercial interesado.

En marzo de 2016, la India reiteró las preocupaciones por el alto costo de la certificación exigida para exportar mango a los Estados Unidos, que ya había expresado en anteriores reuniones del Comité MSF, y agradeció a los Estados Unidos las conversaciones técnicas bilaterales encaminadas a resolver dicho problema. La India destacó dos cuestiones: el aumento del número de instalaciones para la irradiación de mangos antes de la exportación y la exigencia de un proceso de irradiación en presencia de expertos técnicos certificados por los Estados Unidos. La India comunicó que se habían reconocido más instalaciones de irradiación. Sin embargo, el traslado de expertos técnicos estadounidenses a la India resultaba muy costoso. La India afirmó que el producto se podía irradiar en presencia de funcionarios indios capacitados nombrados por los Estados Unidos, a fin de reducir los costos de certificación. La India también recordó la opción alternativa de la irradiación a la llegada, que resultaba igual de gravosa.

Los Estados Unidos insistieron en que la exportación de mangos indios a los Estados Unidos se había aprobado en abril de 2007, con lo que la India se había convertido en el primer país en enviar productos básicos irradiados a su mercado. Los Estados Unidos habían colaborado estrechamente con sus homólogos del Gobierno indio y habían facilitado al Ministerio de Agricultura la documentación y los procedimientos necesarios para permitir la importación, con la condición de irradiación al entrar el mango en los Estados Unidos. Los expertos de sanidad vegetal del APHIS (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) mantuvieron conversaciones productivas con sus homólogos indios en una reunión bilateral celebrada los días 23 y 24 de febrero de 2016. Los Estados Unidos también comunicaron que el equipo del APHIS habían controlado, para recertificarla, la instalación de irradiación de Vashi el 25 de febrero de 2016. El APHIS expresó su deseo de colaborar con la India para certificar la instalación con vistas al comienzo de la temporada de exportación de mango. Hasta entonces, la instalación de irradiación de Nasik es la única que actualmente cuenta con la certificación necesaria para irradiar los mangos que se envían a los Estados Unidos.

En junio de 2016, la India informó de los últimos avances en el proceso de la preocupación planteada anteriormente del alto costo de la certificación exigida por los Estados Unidos para las exportaciones de mango. Indicó que un inspector del Servicio de Inspección Zoosanitaria y Fitosanitaria (APHIS) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos se había desplazado a la India en abril de 2016 para autorizar dos instalaciones de irradiación adicionales. El APHIS autorizó una instalación de irradiación el 7 de abril de 2016 y se empezaron a exportar a los Estados Unidos mangos irradiados en la instalación. La certificación de la segunda instalación fue aprobada el 22 de junio de 2016 y la primera remesa de mangos irradiados fue exportada a los Estados Unidos el 23 de junio de 2016. La India reconoció que se habían hecho avances importantes en este terreno y agradeció a los Estados Unidos la aprobación de las dos instalaciones para la exportación de mango. La India explicó también que las autoridades técnicas de los Estados Unidos y la India se habían reunido en febrero de 2016 y habían acordado elaborar una propuesta de plan de trabajo para la irradiación del mango a su llegada a los Estados Unidos. La India señaló que estaba recopilando los detalles técnicos solicitados por las autoridades de los Estados Unidos y pidió que se mantuviese la cooperación en este asunto.

Los Estados Unidos recordaron que la India exportaba mangos a los Estados Unidos desde abril de 2007, y que este comercio se había visto facilitado por un acuerdo bilateral de aprobación previa basado en la irradiación en la India. Los Estados Unidos señalaron también que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos había iniciado el proceso de certificación de dos nuevas instalaciones de irradiación que podrían empezar a funcionar a finales de 2016. Los Estados Unidos recalcaron que sus prescripciones sobre la inspección y la irradiación de los mangos procedentes de la India eran plenamente compatibles con sus obligaciones en el marco del Acuerdo MSF, y que sus expertos habían colaborado estrechamente con la India en este acuerdo bilateral que facilitaba el comercio. Puesto que se había avanzado positivamente, observaron que no era apropiado seguir debatiendo este asunto en las reuniones del Comité.