Número de PCE - 370

Importación de carne procedente del Brasil en los Estados Unidos

Mantenida por: Estados Unidos de América
Planteada por: Nicaragua
Respaldado por: El Salvador; Guatemala
Planteada por primera vez en: marzo 2014 G/SPS/R/74 paras. 3.5-3.8
Planteada posteriormente en:
Número de veces posteriormente presentada: 0
Documentos pertinentes: G/SPS/GEN/1330
Productos abarcados: 02 Carne y despojos comestibles
Palabra clave (tema) principal : Sanidad animal
Palabras claves: Sanidad animal; Zonas libres de plagas o enfermedades / Regionalización; Fiebre aftosa
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En marzo de 2014, Nicaragua señaló que la nueva propuesta de norma relativa a la entrada de carne de vacuno procedente del Brasil aumentaría el riesgo de propagación de la fiebre aftosa en América Central. Se había realizado un gran esfuerzo para garantizar que esa región estaba libre de fiebre aftosa y para evitar la propagación de la enfermedad. Observó que hasta entonces los Estados Unidos solo permitían la importación de carne de vacuno procedente de países libres de fiebre aftosa, con o sin vacunación. Si bien la OIE había reconocido que el Estado brasileño de Santa Catarina estaba libre de fiebre aftosa, ese no era el caso de la zona norte del Brasil, y no había ninguna garantía de que la enfermedad no se propagase a regiones vecinas. Nicaragua también subrayó la importancia de los programas de trazabilidad para detectar los animales infectados. En el Brasil, el programa de trazabilidad ganadera era voluntario y solo se aplicaba a la carne de bovino destinada a los países que exigen trazabilidad de la carne desde el nacimiento de la res. Sin un sistema de trazabilidad obligatorio, podría ser difícil para el Brasil vigilar, detectar y responder a situaciones de emergencia. Nicaragua recalcó que el virus de la fiebre aftosa era difícil de erradicar con vacunación, debido a su variabilidad. Un brote de fiebre aftosa en Nicaragua tendría unas consecuencias desastrosas para la economía nacional, puesto que el sector de la carne de bovino y la cría de ganado eran su principal pilar. Véase también el documento G/SPS/GEN/1330.

El Salvador precisó que la fiebre aftosa era una enfermedad exótica y que los países centroamericanos debían trabajar conjuntamente para mantener la condición de región libre de fiebre aftosa sin vacunación. Señaló que compartía la preocupación de Nicaragua, ya que el país dependía principalmente de las exportaciones de mercancías agropecuarias y que un brote de fiebre aftosa podría tener graves consecuencias económicas. Guatemala señaló que también compartía esa preocupación, puesto que las importaciones de productos agropecuarios de bovino procedentes de países libres de fiebre aftosa con vacunación podrían exponer al país a un riesgo elevado.

El Brasil señaló que la preocupación de Nicaragua se basaba en motivos meramente comerciales que eran ajenos al mandato del Comité. Añadió que el Brasil exportaba productos cárnicos a más de 100 países y no podía ponerse en duda que era un interlocutor fiable. Los Estados Unidos habían realizado un análisis de riesgos completo del sistema sanitario del Brasil, de conformidad con las recomendaciones de la OIE y las disposiciones del Acuerdo MSF, que había confirmado las estrictas condiciones sanitarias y de inocuidad alimentaria que se aplicaban a sus productos cárnicos de bovino.

Los Estados Unidos hicieron hincapié en sus esfuerzos por prevenir la entrada y propagación de la fiebre aftosa. El APHIS había propuesto introducir cambios en su reglamentación a fin de autorizar la importación de carne fresca de bovino procedente de 14 Estados del Brasil. Tras un análisis exhaustivo y varias visitas al Brasil, el APHIS había determinado que ese país podría detectar, controlar y notificar los posibles brotes de fiebre aftosa. Los Estados Unidos recordaron que la modificación prevista en su reglamentación era una propuesta de norma e instó a Nicaragua a presentar observaciones a ese respecto.