Número de PCE - 368

Restricciones a la importación de artículos de confitería

Mantenida por: Federación de Rusia
Planteada por: Ucrania
Respaldado por:
Planteada por primera vez en: octubre 2013 G/SPS/R/73 paras. 13.1-13.2. See also STC 409.
Planteada posteriormente en: marzo 2014 (G/SPS/R/74 paras. 3.13-3.14)
Número de veces posteriormente presentada: 1
Documentos pertinentes: Planteada oralmente
Productos abarcados: 1806 Chocolate y demás preparaciones alimenticias que contengan cacao.
Palabra clave (tema) principal : Inocuidad de los alimentos
Palabras claves: Proc. de control, inspección y aprobación; Inocuidad de los alimentos; Salud de las personas; Obstáculos técnicos al comercio (OTC); Testimonios científicos suficientes; Contaminantes
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En octubre de 2013, Ucrania expresó su preocupación por la falta de transparencia de Rusia en la decisión que este país adoptó el 29 de julio de 2013, de prohibir las importaciones de productos de confitería. Esa medida, que se había establecido en virtud de la Resolución del Servicio Federal de Protección de los Derechos del Consumidor y Vigilancia del Bienestar de la Población de la Federación de Rusia (Nº 01/8612-13-23), no se había notificado y el servicio de información MSF de Rusia no había facilitado la información pertinente que Ucrania le había solicitado el 8 de agosto de 2013. Ucrania señaló que no había recibido oficialmente pruebas de la supuesta presencia de contaminantes (como los benzopirenos). A pesar de las consultas bilaterales celebradas, Rusia no había levantado la prohibición de importación. A juicio de Ucrania, la medida era innecesaria e injustificadamente estricta, se mantenía sin pruebas científicas suficientes y se aplicaba de manera discriminatoria y contraria al Anexo C del Acuerdo MSF. Ucrania pidió a Rusia que facilitara una justificación oficial detallada de su medida levantara de inmediato la prohibición, que en sus medidas tuviera en cuenta el Acuerdo MSF y los compromisos que había contraído en virtud de su adhesión.

Rusia indicó que el motivo de la suspensión de las importaciones de productos de confitería procedentes de Ucrania quedaba claramente fuera del ámbito de aplicación del Acuerdo MSF. No se habían suspendido todas las importaciones de productos de confitería, solamente las de una marca ucrania en particular. Aclaró que la prohibición obedecía a las infracciones cometidas desde hacía tiempo en el etiquetado de esos artículos en particular y a la lucha contra prácticas comerciales engañosas. Dijo que la indicación de las categorías de esos productos no se correspondía con las definiciones incluidas en los reglamentos técnicos rusos. Rusia ya había celebrado tres rondas de consultas con las autoridades ucranias competentes y había elaborado un plan de acción para reanudar las importaciones de productos de confitería. También había respondido a la solicitud de Ucrania de notificar la medida pero, al parecer, Ucrania no estaba plenamente satisfecha con esa notificación. Rusia observó que la autoridad competente había remitido otra serie de respuestas y había dejado claro que esa medida era la misma que se aplicaba a los productos nacionales. Rusia dijo que consideraba resuelta esa preocupación comercial.

En marzo de 2014, Ucrania reiteró su preocupación por la falta de transparencia en la decisión adoptada por Rusia el 29 de julio de 2013, de prohibir las importaciones de productos de confitería. Esa medida establecida en virtud de la Resolución del Servicio Federal de Protección de los Derechos del Consumidor y Vigilancia del Bienestar de la Población de la Federación de Rusia (Nº 01/8612-13-23), no se había notificado y el servicio de información MSF de Rusia no había facilitado la información que Ucrania había solicitado en agosto de 2013. Ucrania valoró positivamente la visita a las instalaciones efectuada por Rusia en octubre de 2013 y las respuestas facilitadas en marzo de 2014. No obstante, a pesar de las consultas bilaterales, Rusia no había levantado la prohibición de importación. A juicio de Ucrania, la medida era más estricta de lo necesario para proteger la salud humana, se aplicaba de manera discriminatoria, se mantenía sin pruebas científicas suficientes y era contraria a lo dispuesto en el Anexo C del Acuerdo MSF. Ucrania pidió a Rusia que facilitara una justificación oficial detallada de su medida o que levantara de inmediato la prohibición y cumpliera las disposiciones del Acuerdo MSF.

Rusia explicó que el motivo de la suspensión de importaciones de productos de confitería de Ucrania era el etiquetado incorrecto de los productos y no una cuestión sanitaria o fitosanitaria. Señaló que Ucrania todavía no había facilitado la información que se le había solicitado, y que esperaba recibir pronto esa información para restablecer las importaciones con mejor información a los consumidores.