Número de PCE - 108

Flores cortadas

Mantenida por: Unión Europea
Planteada por: Ecuador; Israel
Respaldado por: Kenya
Planteada por primera vez en: octubre 2001 G/SPS/R/25 paras. 45-48
Planteada posteriormente en: noviembre 2002 (G/SPS/R/28 para. 178)
abril 2003 (G/SPS/R/29 paras. 94-96)
Número de veces posteriormente presentada: 2
Documentos pertinentes: G/SPS/N/EEC/131 G/SPS/GEN/278 RD/SPS/28/Rev.1
Productos abarcados: 06 Plantas vivas y productos de la floricultura; 0603 Flores y capullos, cortados para ramos o adornos, frescos, secos, blanqueados, teñidos, impregnados o preparados de otra forma.
Palabra clave (tema) principal : Sanidad vegetal
Palabras claves: Sanidad vegetal; Evaluación del riesgo
Situación: Parcialmente resuelta
Solución: En noviembre de 2017, el Ecuador informó de la resolución parcial de esta preocupación comercial específica.
Fecha en que se comunicó su resolución: 02/11/2017

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En octubre 2001, el Ecuador afirmó que en septiembre de 2001 se habían planteado diversas preguntas a las Comunidades Europeas sobre la notificación G/SPS/N/EEC/131. Esas preguntas, que figuraban en el documento G/SPS/GEN/278, se referían a las bases científicas de la medida, el análisis de riesgos, los métodos que se aplicarían en los puertos de entrada, el trato especial para los países en desarrollo y posibles medidas alternativas.

Israel señaló que las modificaciones propuestas eran motivo de preocupación comercial para Israel en relación con un cambio en los procedimientos de inspección que podría influir negativamente en las entregas a su principal mercado de exportación. La distribución de flores israelíes se realizaba por conducto de las bolsas de los Países Bajos, aunque el punto de entrada podía ser cualquier otro lugar de la Unión Europea. Si, como se preveía en las enmiendas, la inspección tuviera lugar en el punto de entrada y seguidamente hubiera que organizar el transporte ulterior hasta las bolsas de los Países Bajos, la calidad y el precio de las flores suministradas se resentirían. Otra preocupación estaba relacionada con las consecuencias para la mano de obra del sistema de inspección en el punto de entrada, que exigiría que los funcionarios se desplazaran entre los puntos de entrada para llevar a cabo las inspecciones.

Kenya compartió las preocupaciones del Ecuador e Israel y manifestó que esperaba con interés recibir en el plazo de unas pocas semanas una respuesta de las Comunidades Europeas a sus inquietudes.

El representante de las Comunidades Europeas recordó la finalidad de la modificación propuesta de los anexos de la Directiva 2000/29/CE del Consejo sobre medidas de protección contra la introducción y propagación en las Comunidades Europeas de organismos nocivos para los vegetales o productos vegetales. La modificación abarcaba cuatro organismos nocivos no autóctonos que se interceptaban sistemáticamente en ciertos productos entre los que se incluían las flores cortadas: Amauromyza maculosa, Bemisia tabaci (poblaciones no europeas), Liriomyza sativae y Thrips palmi. En esos momentos, la mayor parte de las flores cortadas en cuestión no estaba sujeta a controles fitosanitarios, pero debido a las continuas interceptaciones de los organismos susodichos, parecía que esas flores cortadas eran una vía de entrada de esos organismos. Por esa razón era necesario reforzar las medidas de control. Con objeto de evaluar las observaciones formuladas por otros Miembros, se había aplazado la fecha propuesta para la entrada en vigor del reglamento modificado. Se facilitaría más información a los Miembros a su debido tiempo.

En noviembre de 2002, Israel expresó una vez más la preocupación de su país en relación con el Reglamento 2002/36/CE. Aunque apreciaba que las Comunidades Europeas hubieran modificado la revisión propuesta y aplazado su entrada en vigor hasta abril de 2003, Israel consideraba que, mientras las Comunidades Europeas no hubieran finalizado su evaluación del riesgo de plagas, ese nuevo reglamento debería ser una medida temporal y no permanente. Además, expresó preocupación por el hecho de que las Comunidades Europeas no estaban adoptando medidas para combatir las plagas establecidas en los Estados miembros de la CE ni impedían su propagación a nuevas zonas y solicitó la celebración de consultas con las Comunidades Europeas y otros Miembros interesados.El representante de Kenya también expresó la esperanza de que se encontrara una solución al problema. El representante de las Comunidades Europeas respondió que la cuestión era compleja e iba más allá de la simple utilización del principio de precaución. Las ambiciosas medidas de erradicación de las plagas de las Comunidades Europeas no deberían verse socavadas por las importaciones. Indicó que estaba de acuerdo en entablar consultas bilaterales con los representantes de Israel y Kenya.

En abril de 2003, Israel observó que la notificación G/SPS/N/EEC/131 de las CE se refería a una modificación del Reglamento 2000/29/CE, que había entrado en vigor el 1º de abril de 2003, y podría tener efectos significativos en la exportación a las Comunidades Europeas de productos vegetales procedentes de diversos Miembros. En el caso de Israel, la exportación de flores representaba el 25 por ciento de las exportaciones totales de productos agrícolas frescos. Algunos países exportadores, en particular los países en desarrollo, tendrían que efectuar importantes cambios estructurales, ajustes científicos y gastos financieros como resultado de esas medidas. Israel tendría que introducir modificaciones en sus procedimientos de inspección, mientras que los productores tendrían que realizar una importante inversión en nueva infraestructura. Esas modificaciones entrañaban un desplazamiento de la producción de los campos a los invernaderos, y ese desplazamiento no podría hacerse en el plazo previsto actualmente para la entrada en vigor del reglamento modificado de las CE, ni siquiera tras su aplazamiento por las autoridades de las CE. El 11 de marzo de 2003, Israel había mantenido consultas bilaterales con las Comunidades Europeas acerca de la aplicación de las nuevas medidas. En esa reunión, Israel había expresado sus preocupaciones con respecto a la diferenciación entre variedades europeas y no europeas de Bemisia tabaci y a la presencia de la variedad no europea en algunos países de las CE. Israel estaba estudiando dos análisis del riesgo de plagas realizados por las Comunidades Europeas, y señaló que compartía las preocupaciones de las CE con respecto a la lista de plagas y virus incluidos en ellos.

Kenya dijo que compartía las preocupaciones de Israel respecto de las demoras innecesarias y los efectos negativos en las exportaciones de flores cortadas. Las consultas bilaterales con las Comunidades Europeas sobre asistencia técnica para la creación de capacidad no habían producido los frutos deseados. Las consultas continuarían y Kenya tenía la esperanza de que pudiera encontrarse una solución amistosa.

El representante de las Comunidades Europeas recordó que las disposiciones se habían promulgado después de que las constantes interceptaciones de productos tales como flores cortadas frescas hubieran inducido a los Estados miembros de las CE a examinar sus medidas de protección. La medida propuesta se había notificado a la OMC el 19 de julio de 2001. La fecha de entrada en vigor de esas medidas se había previsto para el 1º de enero de 2002, pero a causa de las observaciones recibidas, las Comunidades Europeas habían acordado aplazar hasta más adelante la entrada en vigor de esas medidas. Las normas modificadas se habían publicado finalmente el 3 de mayo de 2002, y la entrada en vigor se había aplazado hasta el 1º de abril de 2003, 16 meses después de la fecha inicial, para tener en cuenta las observaciones formuladas. Esa demora en la entrada en vigor indicaba claramente que las Comunidades Europeas habían tomado en consideración las dificultades de determinados países exportadores. No obstante, las Comunidades Europeas tenían la responsabilidad de mantener un nivel adecuado de protección y no podían aplazar indefinidamente la aplicación de esas medidas. No se estaba poniendo en entredicho el acceso a los mercados de flores cortadas en Europa, y las Comunidades Europeas habían tomado ya todas las medidas necesarias para evitar cualquier interrupción del comercio. El representante de las Comunidades Europeas dijo que, si se deseaba, podrían mantenerse nuevas consultas bilaterales sobre esta cuestión.

En noviembre de 2017, la Secretaría comunicó que en septiembre de 2017 había contactado con los Miembros que habían planteado preocupaciones comerciales específicas que no se habían debatido el año anterior, para saber qué se había hecho al respecto. A seguido de esta solicitud, el Ecuador presentó informaciones sobre la resolución parcial de esta preocupación comercial específica. La Secretaría indicó que la información recibida se había distribuido en el documento RD/SPS/28, de 31 de octubre de 2017 (RD/SPS/28/Rev.1, de 19 de febrero de 2018), y que el Sistema de Gestión de la Información MSF (SPS IMS) se actualizaría sobre esta base, utilizando la fecha de la reunión del Comité MSF de noviembre de 2017 como fecha de resolución de la correspondiente preocupación comercial específica.