Número de PCE - 115

Restricciones relativas a la mosca de la fruta, aplicadas a los cítricos y otras frutas

Mantenida por: China
Planteada por: Argentina
Respaldado por:
Planteada por primera vez en: marzo 2002 G/SPS/R/26, paras. 24-25
Planteada posteriormente en: junio 2002 (G/SPS/R/27, paras. 50-51)
marzo 2006 (G/SPS/R/40, para. 50)
Número de veces posteriormente presentada: 2
Documentos pertinentes: Planteada oralmente
Productos abarcados: 0805 Agrios (cítricos) frescos o secos.; 0810 Las demás frutas u otros frutos, frescos.
Palabra clave (tema) principal : Sanidad vegetal
Palabras claves: Sanidad vegetal; Evaluación del riesgo; Zonas libres de plagas o enfermedades / Regionalización; Equivalencia
Situación: Resuelta
Solución: Argentina informó de que se había resuelto esta preocupación comercial específica.
Fecha en que se comunicó su resolución: 01/03/2006

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

La Argentina observó que se estaban celebrando consultas bilaterales con las autoridades chinas para superar las dificultades relativas a la exportación de manzanas, peras y cítricos a China debido a las restricciones impuestas por este país a causa de la mosca de la fruta. Se estaban utilizando diversos procedimientos, entre ellos el tratamiento en frío, para superar estas dificultades. La Argentina pidió que las autoridades chinas proporcionasen una lista de preguntas pendientes en relación con la evaluación del riesgo y nuevas solicitudes de información.
China explicó que no se había informado de la presencia en su territorio de la mosca mediterránea de la fruta ni de la mosca sudamericana de la fruta y que había que adoptar medidas eficaces para impedir su entrada, habida cuenta de su poder de destrucción. China había pedido a la Argentina que facilitase datos sobre la eficacia del tratamiento en frío contra la mosca de la fruta, y que demostrase que podía proporcionar un nivel de protección equivalente al de las importaciones procedentes de zonas libres de plagas. Observó, además, que no era practicable el establecimiento de zonas libres de todas las plagas, como se reconocía en la norma de la CIPF, y que había países en los que se efectuaban investigaciones avanzadas sobre la lucha contra la mosca de la fruta y la cuarentena que no aceptaban importaciones procedentes de países con antecedentes de la plaga, aunque a la razón estuviesen libres de ella. China estaba dispuesta a entablar conversaciones técnicas bilaterales y a realizar investigaciones conjuntas con la Argentina sobre esta cuestión.
En junio de 2002, la Argentina informó al Comité de que, a pesar de que se habían celebrado consultas bilaterales con China, la cuestión seguía sin solución. China indicó que estaba dispuesta a examinar tratamientos alternativos, pero no había recibido todavía datos técnicos que demostrasen que el establecimiento de lugares de producción libres de plagas y el tratamiento en frío podían proporcionar una protección equivalente al establecimiento de zonas libres de plagas.
En marzo de 2006, la Argentina informó de que se había resuelto esta preocupación comercial específica.