Número de PCE - 2

Medidas y prácticas de despacho de aduana

Mantenida por: Corea, República de
Planteada por: Estados Unidos de América
Respaldado por: Canadá; Sin Especificar
Planteada por primera vez en: junio 1995 G/SPS/R/2, paras. 39-40
Planteada posteriormente en: mayo 1996 (G/SPS/R/5, paras. 4-5)
octubre 1996 (G/SPS/R/6, para. 54)
marzo 1997 (G/SPS/R/7, para. 54)
julio 1997 (G/SPS/R/8, para. 77)
octubre 1997 (G/SPS/R/9/Rev.1, paras. 42-43)
julio 2001 (G/SPS/R/22, para. 127)
Número de veces posteriormente presentada: 6
Documentos pertinentes: G/SPS/W/64, G/SPS/W/66, G/SPS/GN/6, G/SPS/GEN/265
Productos abarcados:
Palabra clave (tema) principal : Otras preocupaciones
Palabras claves: Proc. de control, inspección y aprobación; Buenos oficios/Consultas/Solución de diferencias; Otras preocupaciones
Situación: Resuelta
Solución: Iniciadas consultas en el marco de la Solución de Diferencias (WT/DS3, WT/DS41); se halló una solución mutuamente satisfactoria.
Fecha en que se comunicó su resolución: 01/07/2001

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En junio de 1995, los Estados Unidos informaron al Comité de que habían mantenido consultas formales con Corea en relación con sus métodos de inspección y prueba. Corea indicó que, aunque las consultas habían sido positivas, había un grado elevado de ambigüedad en la aplicación del Acuerdo. Las partes habían señalado la falta de normas internacionales en el sector y los países mantenían prácticas muy diversas. En mayo de 1996, los Estados Unidos expresaron su seria preocupación con respecto a las medidas y prácticas de despacho de aduana de Corea, que no tenían una base científica, no se ajustaban a las prácticas o normas internacionales y se utilizaban de manera deliberada para disuadir las importaciones de productos alimenticios y agropecuarios. Los Estados Unidos habían presentado una solicitud formal de consultas. Corea respondió que esas cuestiones se habían examinado detenidamente en una serie de consultas bilaterales con los Estados Unidos y otros países. Corea había tomado diversas medidas para estar en conformidad con el Acuerdo MSF, pero encontraba problemas comunes a los países en desarrollo: un nivel bajo de infraestructura sanitaria, falta de experiencia e información y falta de normas internacionales pertinentes. Sin embargo, Corea continuaría adaptando sus medidas al Acuerdo MSF.
En octubre de 1996, los Estados Unidos informaron de las conversaciones en curso con Corea. Los Estados Unidos esperaban que se introdujeran mejoras para acortar el proceso de despacho de aduana en Corea sin nuevos requisitos onerosos, con un período para que los Miembros de la OMC formularan observaciones. Corea respondió que se había puesto en marcha el año anterior un ambicioso programa de reforma, incluido el establecimiento de un sistema avanzado de inspección y cuarentena para el final de 1996. En marzo de 1997, los Estados Unidos señalaron que las consultas continuaban. Aunque Corea había introducido algunos cambios, seguían las preocupaciones. Corea indicó que proseguían sus esfuerzos para ajustar su legislación sanitaria y fitosanitaria al Acuerdo MSF.
En julio de 1997, los Estados Unidos notificaron que, después de cinco rondas de consultas en el marco del procedimiento de solución de diferencias de la OMC, se habían reformado algunas leyes y reglamentos de despacho de aduana de Corea. Sin embargo, a partir de enero habían surgido nuevos problemas. Los Estados Unidos seguirían abordando estas preocupaciones en consultas bilaterales hasta que los plazos de despacho de aduana en los puertos coreanos fueran semejantes a los de puertos análogos. Corea tomó nota de las observaciones de los Estados Unidos. En octubre de 1997, los Estados Unidos señalaron que, aunque se habían realizado algunos progresos, parecía haber problemas con la aplicación de ciertos cambios que Corea había acordado introducir. El representante de Corea indicó que en su opinión el nuevo sistema de despacho de aduana estaba totalmente en conformidad con el Acuerdo MSF, pero las preocupaciones de los Estados Unidos se transmitirían a las autoridades competentes en la capital.
En julio de 2001, los Estados Unidos señalaron que se habían iniciado consultas bilaterales en el marco del mecanismo de solución de diferencias, con un resultado mutuamente satisfactorio y positivo (G/SPS/GEN/265). Los Estados Unidos consideraban que esta preocupación comercial estaba resuelta.