Número de PCE - 27

Cáncer de los cítricos

Mantenida por: Unión Europea
Planteada por: Argentina
Respaldado por: Brasil; Chile; Sudáfrica; Uruguay
Planteada por primera vez en: julio 1997 G/SPS/R/8, paras. 30-31
Planteada posteriormente en: marzo 1998 (G/SPS/R/10, paras. 6-8)
junio 1998 (G/SPS/R/11, paras. 31-33)
Número de veces posteriormente presentada: 2
Documentos pertinentes: G/SPS/N/EEC/46, G/SPS/N/EEC/47, G/SPS/GEN/21, G/SPS/GEN/26
Productos abarcados: 0805 Agrios (cítricos) frescos o secos.
Palabra clave (tema) principal : Sanidad vegetal
Palabras claves: Buenos oficios/Consultas/Solución de diferencias; Sanidad vegetal; Equivalencia
Situación: Resuelta
Solución: Medida revisada
Fecha en que se comunicó su resolución: 01/03/2004

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En julio de 1997, la Argentina solicitó consultas bilaterales con expertos de las CE sobre la medida propuesta en relación con el cáncer de los cítricos y que la medida se suspendiera durante esas consultas. Sudáfrica pidió que las Comunidades Europeas volvieran a examinar sus medidas, a la vista del hecho de que Sudáfrica estaba libre del cáncer de los cítricos. Las Comunidades Europeas señalaron que estaban preparando una respuesta a la preocupación argentina y estaban dispuestas a celebrar consultas con las partes interesadas. Las Comunidades Europeas habían pasado de un sistema con restricciones internas en las zonas de producción de Italia, Grecia y Córcega a un mercado verdaderamente único con circulación libre de las mercancías. Al no haber restricción sobre los desplazamientos internos de la fruta y considerando el riesgo de introducción y las consecuencias económicas conexas, había que estudiar la posibilidad de una protección alternativa de las principales zonas de producción. Esto incluía prescripciones de vigilancia en el país exportador, tratamiento y certificación. Las Comunidades Europeas consideraban que estas medidas tenían una base científica y muy pocas repercusiones sobre el comercio.
En marzo de 1998, las Comunidades Europeas notificaron que, en respuesta a las consultas positivas organizadas por el Presidente, con la participación de la Argentina, Chile, el Uruguay, el Brasil y Sudáfrica, la medida se había revisado y a continuación se había adoptado. El texto revisado incluía la posibilidad de reconocer sistemas de certificación equivalentes. La Argentina estaba de acuerdo, pero señaló que las negociaciones sobre la equivalencia no se habían concluido todavía.
En junio de 1998, las Comunidades Europeas indicaron que habían llegado a la conclusión de que por el momento la Argentina no podía demostrar objetivamente la equivalencia de sus medidas de control con las prescripciones de las CE. La Argentina pidió información sobre la evaluación del riesgo realizada por las Comunidades Europeas.
En marzo de 2004, la Argentina notificó que la cuestión se había resuelto con las CE.