Número de PCE - 412

LMR de la UE para el bitertanol, el tebufenpirad y el clormecuat (G/SPS/N/EU/168)

Mantenida por: Unión Europea
Planteada por: India
Respaldado por:
Planteada por primera vez en: octubre 2016 G/SPS/R/84, paras. 3.2-3.4
Planteada posteriormente en:
Número de veces posteriormente presentada: 0
Documentos pertinentes:
Productos abarcados: 0806 Uvas, frescas o secas, incluidas las pasas.; 1001 Trigo y morcajo (tranquillón).
Palabra clave (tema) principal : Inocuidad de los alimentos
Palabras claves:
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En octubre de 2016, la India expresó su preocupación por la propuesta de modificación del Reglamento (CE) Nº 396/2005 para modificar los límites máximos de residuos (LMR) de bitertanol, tebufenpirad y clormecuat en ciertos productos. La India había presentado observaciones detalladas sobre el proyecto de reglamento cuya entrada en vigor estaba prevista para febrero de 2017. El país subrayó su particular preocupación por la reducción de los LMR de clormecuat en uvas de mesa, de 0,05 mg/kg a 0,01 mg/kg, que podría perjudicar seriamente a sus exportaciones de este producto a la Unión Europea, las cuales representaban casi el 25% de todas las exportaciones de uva de la India. Señaló además que según un estudio de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) de 2010, no había problemas de inocuidad con concentraciones de residuos de clormecuat en uvas de mesa hasta 1,06 mg/kg. El Codex no había establecido ningún límite de ingesta diario de clormecuat en uvas de mesa, pero había recomendado un LMR de 0,05 mg/kg. La India subrayó además que otros países habían establecido LMR de clormecuat más altos en uvas de mesa, como Australia y Nueva Zelandia (0,75 mg/kg) o el Japón (0,10 mg/kg). En las referencias científicas que figuraban en la notificación de la UE no se ofrecía ninguna recomendación concreta sobre las uvas. La propuesta de reducir el LMR no estaba justificada científicamente, no se basaba en ninguna norma internacional relevante y tendría efectos negativos para el comercio.

La India también expresó su preocupación por los niveles de residuos de bitertanol en trigo, que se establecían por defecto en 0,01 mg/kg en lugar de 0,05 mg/kg. Preguntó por qué la Unión Europea había decidido evaluar de forma pormenorizada el límite del Codex, y solicitó una justificación científica pertinente, como está previsto en los párrafos 4 y 8 del artículo 5 del Acuerdo MSF, y que mantuviese los LMR actuales. La India se mostró favorable a celebrar conversaciones bilaterales.

La Unión Europea reconoció la labor de los productores y organismos de regulación indios por atenerse a los LMR vigentes de 0,05 mg/kg de clormecuat. Las uvas de mesa de la India cumplían estos LMR desde 2010. De momento la Unión Europea había decidido mantener el LMR vigente de 0,05 mg/kg en uvas, ya que el productor había remitido datos de nuevos ensayos que justificaban este nivel, y revisarlo a partir de la evaluación que haría el JMPR en 2017 para elaborar una norma del Codex. A la luz de todo lo anterior, la Unión Europea entendía que había dado respuesta a esta preocupación de la India. La Unión Europea explicó que el valor por defecto de 0,01 mg/kg de bitertanol era el resultado de una recomendación de los laboratorios de referencia de la UE y no de un dictamen motivado de la EFSA. Este organismo había subrayado que la falta de información sobre la importancia toxicológica de ciertas impurezas impedía evaluar los niveles del Codex e incluirlos en la legislación de la UE. La EFSA había señalado el mismo problema en un dictamen anterior, en 2010. La Unión Europea informó a la India de que podía presentar una solicitud de tolerancia para importación, de conformidad con el artículo 6(4) del Reglamento (CE) Nº 396/2005, y remitir más datos para fundamentar el restablecimiento de un LMR y despejar las preocupaciones en relación con los metabolitos. La Unión Europea concluyó expresando su disposición a celebrar consultas bilaterales.