Número de PCE - 310

Medidas relativas a las sardinas en conserva

Mantenida por: Brasil
Planteada por: Marruecos
Respaldado por: Unión Europea
Planteada por primera vez en: octubre 2010 G/SPS/R/61, paras. 43-46
Planteada posteriormente en:
Número de veces posteriormente presentada: 0
Documentos pertinentes: G/SPS/N/BRA/666
Productos abarcados:
Palabra clave (tema) principal : Otras preocupaciones
Palabras claves: Inocuidad de los alimentos; Obstáculos técnicos al comercio (OTC)
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En octubre de 2010, el Marruecos destacó la importancia del sector de la pesca para la economía de su país y, en particular, de las sardinas en conserva, que representan el 94 por ciento de su producción de pescado en conserva. Aunque en la notificación del Brasil no se identificaban problemas sanitarios, desde el punto de vista de Marruecos se restringía el comercio más de lo necesario. Además, señaló que la medida notificada era incompatible con el principio de identificación de las especies de sardinas establecido por el Codex, y que era necesario remitirse al Codex para adoptar medidas. La medida notificada por el Brasil podía restringir considerablemente las exportaciones marroquíes de sardinas en conserva y constituían una competencia desleal a nivel internacional. Además, se afirmó que Marruecos consideraba que la medida era incompatible con los artículos 3.5 y 12.4 del Acuerdo MSF y se pidió la opinión de los demás Miembros al respecto, en especial de la Unión Europea como gran importador de sardinas en conserva.
La Unión Europea dijo que compartía las preocupaciones de Marruecos y señaló que el plazo límite para la presentación de observaciones establecido por el Brasil era de 40 días, en lugar de los 60 días recomendados. Las prescripciones del Brasil no estaban en conformidad con las normas pertinentes del Codex, y la Unión Europea instó al Brasil a armonizar sus medidas con las normas internacionales pertinentes.
El Brasil señaló que el proyecto de legislación se había notificado al Comité OTC. Todas las observaciones se tendrían debidamente en cuenta y el Brasil estaba dispuesto a celebrar las reuniones técnicas que Marruecos considerase necesarias. Dijo que el Brasil no comprendía por qué una medida que iba a suponer menos restricciones al comercio que otra basada en una medida internacional podía considerarse un obstáculo al comercio. Si bien la lista de especies para comercialización en conserva establecida por el Brasil era más corta que la lista del Codex, en el artículo 5 del proyecto de legislación se afirmaba que esa lista no era exhaustiva.
El Perú recordó que ya se había debatido anteriormente sobre una reclamación entre el Perú y la Unión Europea relativa a la denominación de las sardinas y las normas del Codex.