Número de PCE - 203

Materiales obtenidos de animales de la especie bovina y prescripciones sobre el mantenimiento de registros

Mantenida por: Estados Unidos de América
Planteada por: Argentina; China
Respaldado por:
Planteada por primera vez en: octubre 2004 G/SPS/R/35, paras. 72-75
Planteada posteriormente en:
Número de veces posteriormente presentada: 0
Documentos pertinentes: G/SPS/N/USA/933 y 934
Productos abarcados: 33 Aceites esenciales y resinoides; preparaciones de perfumería, de tocador o de cosmética; 0201 Carne de animales de la especie bovina, fresca o refrigerada.; 0202 Carne de animales de la especie bovina, congelada.
Palabra clave (tema) principal : Sanidad animal
Palabras claves: Sanidad animal; Equivalencia; Inocuidad de los alimentos; Salud de las personas; Transparencia; Zoonosis
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

La Argentina señaló que los documentos G/SPS/N/USA/933 y 934 eran notificaciones ordinarias pero de aplicación inmediata y obligatoria a pesar de que daban un margen de tiempo para la formulación de observaciones. Por otra parte, la Argentina estaba reconocida como país libre de EEB, pero tenía que cumplir los mismos requisitos que se imponían a los países afectados por esta enfermedad. Por lo tanto, se pedía que los Estados Unidos reconocieran las distintas situaciones de los Miembros con respecto a la enfermedad, según lo dispuesto en el artículo 6 del Acuerdo MSF. China expuso sus preocupaciones porque la designación de los productos era demasiado general, y dijo que se debían incluir los códigos arancelarios del SA para los productos abarcados por esas medidas. Las notificaciones incluían en general a todos los interlocutores comerciales que exportaban alimentos destinados al consumo humano y cosméticos a los Estados Unidos sin tener en cuenta la situación con respecto a la EEB de los distintos países o regiones. No había necesidad de imponer restricciones con respecto a los productos procedentes de los países libres de EEB ni se debía exigir a los fabricantes que mantuvieran los registros pertinentes. Estas medidas dificultaban el comercio internacional, y los Estados Unidos debían proporcionar una justificación científica para su alejamiento de las normas internacionales y modificar sus medidas en consecuencia.
Los Estados Unidos explicaron que la notificación G/SPS/N/USA/933 prohibía el uso de materiales de origen bovino en los productos alimenticios destinados al consumo humano, incluidos los suplementos dietéticos y los cosméticos. Entre los materiales de animal prohibidos figuran los de riesgo especificado, como los tejidos cerebral y de la médula espinal, el intestino delgado de todos los bovinos, los materiales obtenidos de ganado caído o de ganado incluido en la cadena de consumo humano sin previo examen y la carne de bovino obtenida mediante separación mecánica. Estas restricciones se habían introducido para reducir el riesgo asociado con la EEB y su variante humana, la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) había publicado una norma definitiva provisional con efectividad inmediata y un período de 90 días para la formulación de observaciones, que concluiría el 12 de octubre de 2004, y consideraría la posibilidad de modificar la norma definitiva basándose en las observaciones recibidas. Las prescripciones relativas a los materiales prohibidos de animales de la especie bovina se habían impuesto sin excepción a todos los productos o ingredientes de productos fabricados o importados en los Estados Unidos. Sin embargo, los Estados Unidos reconocían que tal vez habría que examinar la situación de un país con respecto a la EEB cuando se elaborara la norma definitiva. A ese efecto, los Estados Unidos pidieron que se formularan observaciones sobre la cuestión de la equivalencia en relación con los requisitos de gestión del riesgo de EEB, así como sobre las normas que se habrían de aplicar cuando se determinara la situación de otro país con respecto a la EEB, y se estableciera una exención para los países libres de esta enfermedad. La FDA y el USDA estaban trabajando para formular una posición armonizada de los Estados Unidos en cuanto a la exención de ciertos países de los respectivos requisitos relativos a la EEB, que podría basarse, al menos en parte, en la situación de un país en relación con la EEB determinada por la OIE.
La notificación G/SPS/N/USA/934 se había publicado al mismo tiempo que la G/SPS/N/USA/933 y exigía a los productores y fabricantes de productos alimenticios destinados al consumo humano y de cosméticos elaborados con material de origen bovino, o que lo contuvieran, que estableciesen y mantuviesen registros adecuados a fin de asegurar que esos productos alimenticios y cosméticos se ajustan a lo dispuesto en la norma definitiva provisional. El período para la formulación de observaciones sobre la norma propuesta relativa al mantenimiento de registros había concluido el 13 de agosto y en ese momento se estaban examinando las observaciones. Los Estados Unidos notificarían al Comité los cambios incorporados a la norma final transitoria. Asimismo, incluirían los códigos del SA solicitados por China mediante un corrigendum de las dos notificaciones.