Número de PCE - 135

Restricciones aplicadas a la carne de bovino y de porcino

Mantenida por: Sudáfrica
Planteada por: Brasil
Respaldado por:
Planteada por primera vez en: junio 2002 G/SPS/R/27, paras 19-20
Planteada posteriormente en: noviembre 2002 (G/SPS/R/28, para. 176)
Número de veces posteriormente presentada: 1
Documentos pertinentes: Planteada oralmente
Productos abarcados: 0201 Carne de animales de la especie bovina, fresca o refrigerada.; 0202 Carne de animales de la especie bovina, congelada.; 0203 Carne de animales de la especie porcina, fresca, refrigerada o congelada.
Palabra clave (tema) principal : Sanidad animal
Palabras claves: Sanidad animal; Normas internacionales/armonización
Situación: Resuelta
Solución: Se autorizaron las importaciones de carne de bovino y de porcino provenientes de regiones brasileñas libres de fiebre aftosa. Persistían los problemas relativos a los procedimientos administrativos aplicables a productos cárnicos.
Fecha en que se comunicó su resolución: 02/11/2017

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

El Brasil declaró que en febrero de 2002 Sudáfrica había suspendido las importaciones de carne de bovino y de porcino procedentes del Brasil porque allí se aplicaba la vacunación contra la fiebre aftosa. La prohibición impuesta por Sudáfrica a las importaciones planteaba serias preocupaciones, porque no se basaba en las normas de la OIE, en pruebas científicas o en una evaluación del riesgo y tampoco se había notificado la medida. El Brasil pidió a Sudáfrica que levantase la prohibición y aceptase los procedimientos de atenuación del riesgo establecidos por la OIE. Sudáfrica indicó que se comprometía a entablar consultas bilaterales con vistas a encontrar una solución rápida al problema. En noviembre de 2002, el Brasil informó de que Sudáfrica había autorizado las importaciones de carne, incluida la de cerdo, procedente de las regiones brasileñas libres de la fiebre aftosa. Subsistían algunas dificultades respecto de los procedimientos administrativos para los productos cárnicos, pero se esperaba que se resolvieran pronto.