Número de PCE - 218

Falta de reconocimiento de la regionalización y de la condición de país libre de peste porcina clásica

Mantenida por: Brasil
Planteada por: Unión Europea
Respaldado por:
Planteada por primera vez en: junio 2005 G/SPS/R/37/Rev.1, paras. 42-44
Planteada posteriormente en:
Número de veces posteriormente presentada: 0
Documentos pertinentes: Planteada oralmente
Productos abarcados: 02 Carne y despojos comestibles; 0203 Carne de animales de la especie porcina, fresca, refrigerada o congelada.; 0206 Despojos comestibles de animales de las especies bovina, porcina, ovina, caprina, caballar, asnal o mular, frescos, refrigerados o congelados.; 0209 Tocino sin partes magras y grasa de cerdo o de ave sin fundir ni extraer de otro modo, frescos, refrigerados, congelados, salados o en salmuera, secos o ahumados.
Palabra clave (tema) principal : Sanidad animal
Palabras claves: Sanidad animal; Normas internacionales/armonización; Zonas libres de plagas o enfermedades / Regionalización
Situación: No se ha notificado
Solución:
Fecha en que se comunicó su resolución:

Extractos de los resumenes de las reuniones del Comité MSF

En junio de 2005, las Comunidades Europeas recordaron la preocupación que suscitaba el hecho de que la falta de reconocimiento por el Brasil de la regionalización y de la condición de país libre de diversas enfermedades de los animales, incluida la peste porcina clásica, estaba afectando desfavorablemente a las exportaciones de productos del cerdo de las CE al Brasil. Las Comunidades Europeas habían reconocido siempre la regionalización, en el caso del Brasil en diversas ocasiones y en relación con diferentes enfermedades de los animales, entre ellas la fiebre aftosa. Habían suministrado anteriormente toda la información y los testimonios necesarios con respecto a las regiones de las CE que podían exportar sin riesgo productos del cerdo, y habían facilitado el acceso de los Miembros importadores de la OMC para inspecciones y demás procedimientos, de conformidad con el párrafo 3 del artículo 6 del Acuerdo MSF. Las exportaciones francesas de productos del cerdo al Brasil estaban sufriendo restricciones, aunque la población de cerdos domésticos de las CE estaba libre de peste porcina clásica con arreglo a las normas de la OIE, puesto que el virus sólo estaba presente en la población de jabalíes silvestres. La peste porcina clásica en Francia estaba bajo control epidemiológico, dado que había una rigurosa supervisión veterinaria y policial y sistemas de identificación y rastreabilidad de los animales. Las Comunidades Europeas instaban al Brasil a responder de forma rápida y positiva a las legítimas peticiones de aplicación a los Estados miembros de las CE del principio de regionalización en relación con la peste porcina clásica.

El Brasil respondió que las medidas de regionalización aplicadas por su país en relación con la peste porcina clásica en las Comunidades Europeas se basaban en una evaluación del riesgo de propagación de la enfermedad, teniendo en cuenta las dimensiones de la zona libre de peste porcina clásica propuesta y las características epidemiológicas del agente de la enfermedad. Esas medidas de control estaban justificadas científicamente por el artículo 2.6.7.3 del Código Sanitario de la OIE para los Animales Terrestres de 2004. Además, el agente de la enfermedad podía encontrarse en la población de jabalíes silvestres, lo que dificultaba aún más el establecimiento de medidas de control para la zona libre de la enfermedad propuesta. Había que tener en cuenta la probabilidad de que el agente de la peste porcina clásica se propagara a los cerdos domésticos. Durante la última reunión bilateral celebrada en Bruselas en abril de 2005, el Brasil había propuesto que se estableciera un grupo de expertos bilateral encargado de definir criterios para el análisis de riesgos relacionados con procedimientos de regionalización equivalentes. Las autoridades sanitarias brasileñas estaban trabajando con el grupo de expertos bilateral para definir esos criterios. El Brasil tenía una zona libre de peste porcina clásica fija y continua que comprendía casi todas las piaras de cerdos criados con fines comerciales.

La OIE aclaró que el Código de la OIE para la peste porcina clásica incluía recomendaciones relativas a la importación de diversos productos del cerdo procedentes de países o zonas libres de peste porcina clásica en lo concerniente a la población doméstica en aquellos casos en que la enfermedad estaba presente en la población silvestre. El Código de la OIE no recomendaba la prohibición de las importaciones de esos productos.